y más

LA CIENCIA DE LOS BEBES – BABY SCIENCE

Últimas Conclusiones Sobre las Rabietas de los Niños / Science Behind Children’s Temper Tantrums

Nosotros aún no hemos entrado en esa fase, pero encontré este artículo sobre las rabietas que me pareció muy interesante para cuando nos toque, y pensé en compartirlo hoy con vosotras/os por  si os parece también interesante y a alguien le resulta útil.

We are not yet in the tantrums phase but I got to know this article about them and I found it really interesting. So in case some of you find it interesting too, and may be even usueful as well, I thought about sharing it with you today in this “baby science” section.


*Imagen vía blog timesunion
Un nuevo estudio realizado por la Universidad de Minnesota junto a la Universidad de Connecticut y publicado en Emotion, sugiere que la vocalización de los niños durante las llamadas rabietas (en las cuales los niños insisten en no parar de llorar, gritar y revolcarse en el suelo sin poder racionalizar), sigue un ritmo específico y determinadas tonalidades. Los pequeños que fueron monitoreados tuvieron más de 100 diferentes tipos de episodios de rabietas. De dichas grabaciones los investigadores han podido extraer un patrón común a todas las rabietas; una combinación de tristeza y angustia en los pequeños, lo que lleva a los gritos y chillidos. 

En contra de las antiguas teorías que sugieren que las rabietas tiene dos fases -comienzan por el enfado y terminan en tristeza-, Potegal (investigador principal) concluye que ambas emociones se intercalan durante una rabieta. Y es en el momento en que la tristeza predomina cuando el niño es receptivo al apoyo y conforto de sus padres, mientras que cuando el enfado predomina tratar de confortarles puede tener efectos contraproducentes. Por ello, Potegal sugiere que prestemos atención al comportamiento de los pequeños durante una rabieta e intentemos entender en qué momento están más tristes que enfadados, para tratar de calmarlos y confortarlos entonces.

¿Os parecen interesantes estas conclusiones? ¿Tenéis algún “truco” para lidiar  con las rabietas de vuestros peques? Que tengáis muy buen viernes! Un beso 

A study, published in the journal Emotion, finds that the “vocalizations” involved in tantrums — the screaming, shrieking, wailing and general unhappiness that make up a meltdown — actually follow a rhythm. But where one age-old theory of tantrums might suggest that meltdowns begin in anger (yells and screams) and end in sadness (cries and whimpers), Potegal found that the two emotions were more deeply intertwined. Potegal advises moms and dads to ignore their freaking-out kiddo, and soon enough, the fury will subside, leaving a whole bunch of sadness. That’s when parents can swoop in. Sad children seek comfort, and sure enough, that’s just what mine did. “The impression that tantrums have two stages is incorrect,” Potegal said. “In fact, the anger and the sadness are more or less simultaneous.”

Click below to read a full article about the findings:

Do you find these findings useful? Do you have any “tricks” to deal with your kid`s tantrums? Have a nice Friday! xxx


Publicaciones Anteriores Siguiente Post

También Podría Gustarte

6 Comentarios

  • Responder Maria Paradela Agosto 31, 2012 en 7:56 am

    Mi peque la verdad es que no ha tenido muchas rabietas…

  • Responder Gessamí Forner Agosto 31, 2012 en 8:04 pm

    ¡Gracias Jaio! Pienso tener en cuenta las recomendaciones de ese estudio cuando entremos en materia…
    Un besazo!

  • Responder jaio yabar Agosto 31, 2012 en 9:07 pm

    Qué suerte que no te hayan tocado María.

    Gessamí yo también espero recordarlas y aplicarlas cuando toque, miedo me da el día que lleguen..

    Un besazo a las dos y gracias por vuestros comentarios!

  • Responder Mama medusi Septiembre 1, 2012 en 7:45 am

    Medusi ya ha tenido algunas, aunque de momento controlables, básicamente cuando no le damos algo que quiere o le sacamos de la cocina que le encanta! yo de momento lo que hago es no darle importancia en el momento que esta en plena explosión y luego cuando ha pasado intento razonar con el, pero tendré en cuenta tu artículo para la próxima a ver si se detectarlo bien 🙂

  • Responder Bergeronnette Septiembre 1, 2012 en 10:28 am

    Danièle ha tenido alguna hace meses, pero se le pasaban tras intentar dialogar con ella, o cambiarle el tema (entretenerla con otra cosa)
    Con Yvette, no hemos tenido rabietas aún. Pero dado el caracter que empieza a sacar, creo que alguna tendrá.

  • Responder jaio yabar Septiembre 2, 2012 en 7:52 pm

    Hola Mamamedusi, Marta! Nosotros no hemos llegado a la fase, aunque ahora ya cuando le sacas del columpio o le quitas algún “objeto prohibido” que había conseguido alcanzar, empiezan los lagrimones. Así que apunta maneras. A ver si yo también cuando lleguen consigo dialogar como decís, y hacerle entrar en razón. Ahora yo también suelo aplicar lo de cambiar de tema o distraerla, y suele funcionar.

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    y más

    LA CIENCIA DE LOS BEBES – BABY SCIENCE

    Últimas Conclusiones Sobre las Rabietas de los Niños / Science Behind Children’s Temper Tantrums

    Nosotros aún no hemos entrado en esa fase, pero encontré este artículo sobre las rabietas que me pareció muy interesante para cuando nos toque, y pensé en compartirlo hoy con vosotras/os por  si os parece también interesante y a alguien le resulta útil.
    We are not yet in the tantrums phase but I got to know this article about them and I found it really interesting. So in case some of you find it interesting too, and may be even usueful as well, I thought about sharing it with you today in this “baby science” section.
    *Imagen vía blog timesunion

    Un nuevo estudio realizado por la Universidad de Minnesota junto a la Universidad de Connecticut y publicado en Emotion, sugiere que la vocalización de los niños durante las llamadas rabietas (en las cuales los niños insisten en no parar de llorar, gritar y revolcarse en el suelo sin poder racionalizar), sigue un ritmo específico y determinadas tonalidades. Los pequeños que fueron monitoreados tuvieron más de 100 diferentes tipos de episodios de rabietas. De dichas grabaciones los investigadores han podido extraer un patrón común a todas las rabietas; una combinación de tristeza y angustia en los pequeños, lo que lleva a los gritos y chillidos. 

    En contra de las antiguas teorías que sugieren que las rabietas tiene dos fases -comienzan por el enfado y terminan en tristeza-, Potegal (investigador principal) concluye que ambas emociones se intercalan durante una rabieta. Y es en el momento en que la tristeza predomina cuando el niño es receptivo al apoyo y conforto de sus padres, mientras que cuando el enfado predomina tratar de confortarles puede tener efectos contraproducentes. Por ello, Potegal sugiere que prestemos atención al comportamiento de los pequeños durante una rabieta e intentemos entender en qué momento están más tristes que enfadados, para tratar de calmarlos y confortarlos entonces.


    ¿Os parecen interesantes estas conclusiones? ¿Tenéis algún “truco” para lidiar  con las rabietas de vuestros peques? Que tengáis muy buen viernes! Un beso 

    A study, published in the journal Emotion, finds that the “vocalizations” involved in tantrums — the screaming, shrieking, wailing and general unhappiness that make up a meltdown — actually follow a rhythm. But where one age-old theory of tantrums might suggest that meltdowns begin in anger (yells and screams) and end in sadness (cries and whimpers), Potegal found that the two emotions were more deeply intertwined. Potegal advises moms and dads to ignore their freaking-out kiddo, and soon enough, the fury will subside, leaving a whole bunch of sadness. That’s when parents can swoop in. Sad children seek comfort, and sure enough, that’s just what mine did. “The impression that tantrums have two stages is incorrect,” Potegal said. “In fact, the anger and the sadness are more or less simultaneous.”

    Click below to read a full article about the findings:
    Do you find these findings useful? Do you have any “tricks” to deal with your kid`s tantrums? Have a nice Friday! xxx

    Publicaciones Anteriores Siguiente Post

    También Podría Gustarte

    6 Comentarios

  • Responder Maria Paradela Agosto 31, 2012 en 7:56 am

    Mi peque la verdad es que no ha tenido muchas rabietas…

  • Responder Gessamí Forner Agosto 31, 2012 en 8:04 pm

    ¡Gracias Jaio! Pienso tener en cuenta las recomendaciones de ese estudio cuando entremos en materia…
    Un besazo!

  • Responder Jaione Agosto 31, 2012 en 9:07 pm

    Qué suerte que no te hayan tocado María.

    Gessamí yo también espero recordarlas y aplicarlas cuando toque, miedo me da el día que lleguen..

    Un besazo a las dos y gracias por vuestros comentarios!

  • Responder Mama medusi Septiembre 1, 2012 en 7:45 am

    Medusi ya ha tenido algunas, aunque de momento controlables, básicamente cuando no le damos algo que quiere o le sacamos de la cocina que le encanta! yo de momento lo que hago es no darle importancia en el momento que esta en plena explosión y luego cuando ha pasado intento razonar con el, pero tendré en cuenta tu artículo para la próxima a ver si se detectarlo bien 🙂

  • Responder Bergeronnette Septiembre 1, 2012 en 10:28 am

    Danièle ha tenido alguna hace meses, pero se le pasaban tras intentar dialogar con ella, o cambiarle el tema (entretenerla con otra cosa)
    Con Yvette, no hemos tenido rabietas aún. Pero dado el caracter que empieza a sacar, creo que alguna tendrá.

  • Responder Jaione Septiembre 2, 2012 en 7:52 pm

    Hola Mamamedusi, Marta! Nosotros no hemos llegado a la fase, aunque ahora ya cuando le sacas del columpio o le quitas algún "objeto prohibido" que había conseguido alcanzar, empiezan los lagrimones. Así que apunta maneras. A ver si yo también cuando lleguen consigo dialogar como decís, y hacerle entrar en razón. Ahora yo también suelo aplicar lo de cambiar de tema o distraerla, y suele funcionar.

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.