y más

¿Son realmente las niñas más alegres y los niños más enfadadizos?

¡Hola! ¿Quá tál estais? Yo estos días estoy re-leyendo el libro “pink brain, blue brain“ que habla sobre las diferencias genéticas e inducidas entre el sexo masculino y el femenino. Y hay un par de estudios realizados por su autora (Lise Eliot) que cada vez que los leo me siguen sorprendiendo y me dan que pensar. Por si a vosotros también os puede gustar saber de ellos, hoy os cuento en qué consisten.

Eliot, profesora e investigadora de neurociencia realizó un experimento en el que vistió con ropa neutra a bebes recién nacidos. Curiosamente, cuando pedía a los padres que interactuaran con los bebes se quedaban algo desconcertados por no saber si era un niño o una niña, y les costaba interactuar con ellos, ademas de preguntar repetidas veces por el sexo del bebe. A continuación indujo a algunos adultos a creer que sabían el sexo de un bebé (por ejemplo llamando Jonathan a una niña o vistiendo de rosa a un niño). El resultado fue que describían a los niños (en realidad niñas) como enfadados o molestos más a menudo que quienes conocían el verdadero sexo. Respecto   a las  niñas (en realidad niños), las describían como alegres y participativas con más frecuencia que quienes sabían que eran niños.

Como la propia autora señala, existen diferencias biológicas entre niños y niñas que generan diferencias de comportamiento, no todo es “aprendido.” Pero Eliot también demuestra que hay diferencias que son inducidas por el entorno, y que, incluso conociendo las diferencias biológicas, está en nuestra mano gestionarlas para que sean menores o lo más ventajosas posibles para nuestros pequeños.

¿Creéis vosotros que sesgamos a nuestros hijos, aunque sea inconscientemente? ¿Son las diferencias de sexos genéticas o inducidas?

¡Un besazo y feliz miércoles. Hasta mañana!

*    *    *    *    *

Are girls more joyful than boys?

Hi! How are you? I am re-reading the book “pink brain, blue brain“ and I find it really interesting to discover some of the studies that Lise Eliot conducted to understand whether parents (even unconsciously) promote gender differences. I find her studies and findings extremely enriching. In case you want to know a bit about them too, click here to watch a short video.
Do you think that gender differences really exist or it is also the case that parents promote them? Wish you a nice day! XXX, “see you tomorrow“

Publicaciones Anteriores Siguiente Post

También Podría Gustarte

22 Comentarios

  • Responder sradiaz Mayo 8, 2013 en 8:20 am

    Yo creo que sí que se les induce o se les lleva por un camino. Conozco a un niño que desde pequeño le encantaba el color rosa, y a fuerza de decirle los abuelos que éso era cosa de niñas termino por no gustarle.

    • Responder una Mama Practica Mayo 10, 2013 en 10:27 am

      Yo tambien conozco algun caso asi, y comentarios de los mas tontos de familiares o conocidos porque a algun niño le gustaran las muñecas o sus padres se las regalaran. En fin… a ver si poco a poco esas cosas van cambiando.

  • Responder Monica Mayo 8, 2013 en 8:57 am

    En parte sí creo que se induce bastante, al menos en nuestro país. Sigue habiendo muchos estereotipos que se deberían romper y mucha gente no lo hace. No está bien visto que un niño juegue con muñecas o cocinitas o le guste el baile. Son cosas de niñas. Y que una niña juegue con coches o al fútbol… uy no, eso es de niños. Además lo oyen desde tan temprana edad que creo que se coartan grandes potenciales.
    Como yo sólo tengo niñas no se que hubiera hecho, pero reconozco que algún amigo de la mayor ha estado jugando a muñecas con ella y no lo he visto raro, al contrario. Es más alguno de la clase de mi mayor tiene un arte bailando (lo hemos visto en alguna fiesta infantil que les ponen el juego Just dance) que más de una niña lo mira con cara de admiración.
    Creo que tendríamos que dejarles hacer y jugar con lo que les apetezca… son niños, tienen que disfrutar de su niñez…… O esa es mi opinión.
    Besos brujeriles!!!

    • Responder una Mama Practica Mayo 10, 2013 en 10:45 am

      Coincido plenamente con tu opinión. Creo que hay demasiada manía con catalogar las cosas como “de niñas“ o “de niños“, si jugar sea con lo que sea siempre les enriquecerá. Y si se rodean del “sexo opuesto“ seguro que lograran enriquecerse con aspectos que por su biología natural tienen menos desarrollados que el otro sexo. Un besazo!

  • Responder Jenni Peña Mayo 8, 2013 en 9:23 am

    Sin duda se les induce. Slo hay que observarlos de pequeños cuando solo estan contaminados por el entorno de casa y mas tarde cuando estan contaminados por un entorno mas ampio como el cole, donde se realacionan con otros niños y otros adultos con diferentes baremos de educacion.
    Muy buen articulo.
    Besos

    • Responder una Mama Practica Mayo 10, 2013 en 10:25 am

      Gracias guapa, me alegra que te guste. Yo también creo que se les induce, y creo que es incluso inevitable. Pero lo importante es ser conscientes de ello y plantearnos que podríamos hacer diferente para compensar ese sesgo cuando sea posible. Un beso!

  • Responder SARA BENAVENT Mayo 8, 2013 en 9:40 am

    Wow!

    Yo creo también que se les induce…

    A mi me hace gracia cuando escucho comentarios hacia mi pequeño, de ahora 10 meses, tal como "anda pero que listo y espabilado es para ser niño" y yo eihnnn??? o.O y enseguida "es que las niñas de normal son más listas y espabiladas". Me quedo alucinada!

    Cuando era más bebé también me hací agracia oir "aiiii que niña más guapaaa". Y yo: emmm no… es un niño… qué no ven que va vestido de niño?? (por ejemplo) o qué en el chuepete pone Marc…?? Y me contestaban: "aiiii es que tiene la carita tan guapa que parece una nena!". Manda narices, que los nenes no pueden ser guapos también o qué???!!

    Cada niñ@ es un mundo!

    • Responder SARA BENAVENT Mayo 8, 2013 en 9:42 am

      Ah! Y en cuanto a los juguetes:

      Mi niño juega igual de agusto con las muñecas de su primita cuando están juntos que con sus juguetes, de hecho, le llaman mucho la atención las muñecas, bebés y tal… Yo creo que es porque es como si viera a otro bebé o a otro nene jejeje

    • Responder una Mama Practica Mayo 11, 2013 en 10:10 pm

      coincido contigo en esa visión de “eihnnnn?“ Hay demasiada afición por categorizar las cosas como de niño o de niña sin ninguna base fundamentada. Y lo peor es que no se dan cuenta que eso acaba teniendo un efecto. Besos!

  • Responder Lacitos On The Door Mayo 8, 2013 en 12:55 pm

    Yo creo que hay diferencias innatas pero que también con la educación que les damos podemos hacer que las diferencias aumenten creando una distancia cada vez mayor o al contrario, intentar que no haya tantas diferencias. Y con esto no me refiero al vestir, tanto niñas como niños todos con falda o todos con pantalones, sino que evitemos de seguir unos estereotipos que marcan y delimitan el ser "chico" o el ser "chica" y que nos centremos más sobre la persona sin dar demasiada importancia al sexo.
    Me ha gustado un montón el post de hoy,
    Un abrazo,
    Valentina

  • Responder Marialu Mayo 8, 2013 en 1:13 pm

    Joer, qué interesante!! Inconscientemente les catalogamos según su sexo…

    • Responder una Mama Practica Mayo 11, 2013 en 8:13 pm

      justo! lo cual creo que es casi inevitable pero si somos conscientes de ellos podremos gestionarlo de una manera diferente y mejor seguramente, creo yo.

  • Responder Patricia Vera Mayo 8, 2013 en 1:29 pm

    Interesante. Con los juguetes esto se agudiza muchísimo más.

  • Responder El Horno de mami Mayo 8, 2013 en 2:34 pm

    Yo creo que un poco de las dos cosas, que es genético y que, sin querer, los catalogamos. Mis hijas juegan con coches pero les gustan más las muñecas y tienen las dos opciones.

    • Responder Una Mama Practica Mayo 11, 2013 en 8:12 pm

      Si, es lo que señala Eliot, que ambos factores juegan un papel. Lo que me gusta del libro es que se centra en estudiar y entender por donde van los factores biológicos y los aprendidos, señalando que en la medida de que los conozcamos podremos gestionarlos para enriquecer y fortalecer a los peques en aquello que por naturaleza o cultura están menos involucrados o estimulados.

  • Responder Patch Mayo 8, 2013 en 3:20 pm

    Qué interesante! Sí que es verdad que los mayores interactúan (interactuamos) distinto con niños que con niñas, pero bueno. Como dices en el post, al final hay algo aprendido y algo de comportamiento que es innato.

    • Responder Una Mama Practica Mayo 11, 2013 en 8:09 pm

      Sin duda, no todo es aprendido. Pero incluso lo que es innato creo que es bueno conocerlo y distinguir lo uno de lo otro, para poder reforzar aquello que por biología tenemos menos desarrollado, y que sin embargo nos puede enriquecer o ayudar en la vida.

  • Responder Dulce Desespera Mayo 8, 2013 en 6:49 pm

    Nunca lo había oído! Pero el experimento demuestra que estamos muy sugestionados y eso hace que en seguida los cataloguemos como una cosa u otra! Bss

    • Responder una Mama Practica Mayo 10, 2013 en 10:28 am

      Justo. Y creo que es algo en cierto modo inevitable, pero si somos conscientes de ello siempre podremos intentar compensarlo. Un beso!

  • Responder Mama medusi Mayo 12, 2013 en 8:46 am

    Creo que en parte como dices hay aspectos genéticos pero luego somos nosotros mismos, la familia, etc quienes les inducimos uno u otro comportamiento.
    En ese aspecto, cuando les catalogan por ser niño o niña me da mucha rabia, me he encontrado con familiares sin ir mas lejos a los que no les gusta que mi hijo juegue con cocinitas, y el portaras así con ellos ya es un condicionante.
    En nuestra mano esta que la parte inducida no sea tal…

  • Responder Bego Mayo 12, 2013 en 9:53 pm

    qué interesante! no tenía ni idea pero me lo creo totalmente, las personas somos así, nos gusta etiquetar

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.