Aprende

5 cosas que me gustaría que nadie dijera o pidiera a mis hijos

La forma en que hablamos a los niños y las cosas que les pedimos desde pequeños, tienen un gran impacto en su posterior desarrollo personal. Y, consciente o insconcientemente, utilizamos un lenguaje con los niños y .les exigimos ciertas cosas, que si nos las dijeran o nos las pidieran a nosotros, los adultos, sería de ver nuestra reacción. Concretamente, hay 5 cosas que me gustaría que nadie dijera o pidiera a mis hijos.

1- “Déjaselo”  
La escena más cotidiana durante las horas de parque, creo que es aquella en la que un niño quiere el juguete de otro, y la madre de este segundo le dice a su hijo eso de “déjaselo, hay que compartir”. Ahora bien, y si estamos nosotros, los adultos, en el parque leyendo el periódico, o simplemente tenemos algo para comer o beber en nuestro bolso, y otra persona viene y nos pide leer nuestra prensa o dar un trago a nuestra bebida? ¿Pensaríamos también, con toda tranquilidad, eso de “déjaselo, hay que compartir” y se lo daríamos con gusto? Soy la primera que cree que compartir es vivir. Pero no se trata de obligar a compartir, sino de inculcar, con nuestros propios gestos y con nuestra propia forma de vivir, el gusto por compartir. Incluso recientes estudios cientificos indican que dar la opción a los niños de compartir o no sus juguetes hace que aumente su generosidad posteriormente

Así que, por favor, no digáis a mis hijos eso de “déjaselo”.

 

2- “Dame un beso”
Consideramos que los niños deben saludar y estar deseosos de dar un beso a cualquier persona que sea conocida nuestra (de padres, abuelos, tíos…). Y, de lo contrario, se les tacha de maleducados. ¿Acaso a nosotros los adultos nos gusta dar besos a cualquiera,? Como bien explicaba su autora en el artículo ya viral de “por favor, no le pidan besos a mis hijos“, hay múltiples razones por las que ,la idea de exigir que los niños den besos a quien sea debería ser desterrada. Cambio además abalado, entre otros, por una psicóloga especialista en inteligencia emocional en este reciente articulo.

Por tanto, por favor no digáis a mis hijos eso de “dame un beso”.

3- “No seas malo”

Se puede decir más alto, pero no más claro:

  

Y, aunque a nosotros nos parezcan simples palabras, de decir “no hagas eso que es malo”, a decir “no seas malo”, hay un abismo para un niño. En el primer caso, la acción es mala. En el segundo caso, el niño es malo. Aunque hagamos una acción mala, podemos hacer otras muchas buenas. Pero si nosotros somos malos, todo lo que hagamos sera malo.

Así que, por favor, no digáis a mis hijos eso de “no seas malo”.

 

4- “Te vas a caer, lo vas a romper…”

Ya desde la antigüedad se conoce el termino de “profecia autocumplica“; ampliamente aplicado hoy en ámbitos como la economía o la medicina , por ejemplo.  Y, sin embargo, por activa y por pasiva oigo decir a los niños, entre otros a los míos, eso de  “te vas a caer, lo vas a romper, te vas a hacer daño…” seguido, muchas veces, de un “te lo dije.” Imaginad que nosotros, cuando vamos a trabajar y nos asignan una tarea nueva, el jefe nos dijera mientras la estamos haciendo “lo vas a hacer mal, te vas a equivocar…” ¿Qué tal nos sentaría?, ¿cuál sería el efecto?

Es claramente más constructivo decir a los niños “tú puedes hacerlo“ y darles algunas pautas para que logren hacerlo sin caerse, ni romper nada o hacerse daño. O simplemente, estar cerca para poder darles la ayuda necesaria si llega a ser preciso, pero otorgándoles primero la oportunidad de hacerlo solos y sentirse auto-realizados. La autoestima es fundamental en el desarrollo de la persona, y frases como “te vas a caer, lo vas a romper…” sirven para todo menos para construir su autoestima y reforzar su autoconfianza.

Por tanto, por favor, no digáis a mis hijos eso de “te vas a caer, lo vas a romper…”

 

5- “No llores”

Hay niños que lloran solo cuando se hacen mucho daño, mientras que otros lloran con facilidad, antes situaciones que les entristecen o les estresan. Mi pequeña, por ejemplo tiende al lloro en cuanto se siente algo angustiada o asustada, aunque haya sucedido algo que para la mayoría de los niños no sea motivo de lloro. Pero, si para ella lo es, significa que algo está sintiendo que le hace estar mal y necesita expresarlo. Probablemente, en lugar de hacerlo con lloros, sería mejor expresarlo con palabras o de otra manera. Pero, ¿acaso los adultos siempre tenemos las palabras adecuadas, o sabemos bien lo que sentimos? Nos pasa a los adultos, como para no pasarles a los niños. Y si en ese momento le digo “no llores”, lo que estoy haciendo es transmitirle que no debe expresar su angustia o sus emociones negativas. ¿Es eso lo que queremos enseñarles? ¿O queremos que aprendan a canalizar sus emociones negativas y expresarlas de otras maneras también? Yo opto (y me gustara que los demás hicierais lo mismo con ella), sin duda, por el segundo camino. Y, para eso, decirle “no llores” no sirve de nada, o más bien sirve de mucho pero en el sentido contrario al que quisiera.

Así que, por favor, no digáis a mis hijos “no llores.”

 

Si estas 5 cosas os parecen importantes a vosotros también, compartidlas si queréis con quienes rodeen a vuestros hijos. Entre todos podemos lograr que algunas “formas de hablar preestablecidas” cambien y nuestros hijos crezcan más felices y seguros de si mismos.

¡Un besazo!

Publicaciones Anteriores Siguiente Post

También Podría Gustarte

63 Comentarios

  • Responder María García Marzo 9, 2015 en 7:45 am

    Totalmente de acuerdo con todas!! La que más rabia me da por ser la que más presencio ahora mismo es la “eres malo”. Me parte el alma ver como niños que apenas saben hablar ya se designan como “malo”, “culo” y los padres riendose pensando “ay que gracioso es mi niño!!”. Pues flaco favor le están haciendo, interiorizando ya desde tan pequeño ese autoconcepto…En fin, como cambiar a todos es tarea imposible, yo estoy segura que trataré de evitar que se lo digan al mio,porque para mí la autoestima es una característica muy importante que determinará todas nuestras acciones en esta vida…
    Muy buen post!!Me encantó!

  • Responder Almudena MP Marzo 9, 2015 en 7:57 am

    Suscribo todo 100%, vamos es que directamente a mi hija que no le digan nada de nada, que para eso ya estoy yo.
    Un día me dio mucha rabia como mi hija jugaba con un camión, nuestro, llevado al parque de nuestra casa y llegó otro niño y lo quería, y SU madre “anda niña dejaselo, si es de niños” pues noooo, coge la pala o el cubo u otra cosa, que ella lo presta todo, pero precisamente el camión lo tiene ella ahora, y eso que es de niños ¿perdooooona? No pude callarme!!!
    Un besote

  • Responder Laura ivm Marzo 9, 2015 en 8:15 am

    Enhorabuena por el post, para mí de los mejores (será que estas cuestiones me interesan mucho), has dado un repaso magnífico. Y es que llevo tiempo luchando contra la mayoría, especialmente “dame un beso” de su padre y “te vas a caer o hacer daño” de los abuelos y de su padre también. Cuando está conmigo me mira y me dice “ves ama, no me he caído” y yo le suelo decir “y por qué te ibas a caer, si has tenido mucho cuidado, no tienes por qué caerte, y si te caes pues te levantas”… Y lo del no llores… es que me pone… “pero si no ha pasado nada” me suelen decir… y da igual, a él le duele, si no, no lloraría… En fin, que comparto sin dudarlo, lo has expresado genial.

  • Responder Marialu Marzo 9, 2015 en 8:25 am

    A veces es complicado seguir cualquiera de estas premisas, yo también he leído que todo lo que nos cuentas es negativo para nuestros hijos, pero es complicado. A mi los tres primeros puntos me cuestan menos, pero el cuarto tengo que pensarlo mucho antes de decirlo y el quinto se me escapa…
    Un abrazo,
    Marialu

    • Responder Anonymous Marzo 10, 2015 en 9:49 am

      Por fin una respuesta sincera. No es nada fácil seguir estos consejos, pero hay que intentarlo. Saludos!

    • Responder Jesus Fatela Romero Julio 20, 2015 en 4:06 pm

      Joder….la más sincera que he leido…por que aki mucho lirili y poco lerele….
      Sois todos y todas unos padres y madres ex pec ta cu la res!!!!

  • Responder Loqueven mis ojos Marzo 9, 2015 en 8:42 am

    Estoy de acuerdo con el punto 3, 4 y 5 , pero el 1 y el 2 no. Lo escucho y leo mucho últimamente pero creo que no es comparable que dos niños compartan un juguete en el parque con que una persona se beba mi bebida. No es igual compartir un juguete que no se desgasta y probablemente acabe siendo mas divertido que jueguen juntos a que alguien coja mi bolso, mi comida o mi coche. No, no es lo mismo. Se están comparando cosas distintas.
    El punto 2 igual: Dar un beso como saludo no es un acto de amor, es un acto social igual que decir “buenos dias” aunque tengas un mal día, o decir “hasta luego” aunque probablemente no veras a esa persona luego. Dar un beso para saludar es una cuestión de educación y creo que por eso está bien inculcarselo a los niños. Tampoco montar un numerito si no lo hacen, pero al menos intentarlo. El niño no está vendiendo su afecto ni mucho menos, puesto que un beso de saludo poco tiene que ver con un beso espontáneo de cariño, simplemente es algo que forma parte de la sociedad en la vivimos y por lo tanto no creo que sea malo que el niño aprenda otras formas de saludar , al igual que les enseñamos a decir hola y adios.
    Los tres puntos siguientes toda la razón, yo a veces cuando se cae incluso le felicito por caerse bien, poner las manos y arriba, de las caidas tambien aprendemos.
    Un beso.

    • Responder Anonymous Abril 9, 2015 en 5:25 pm

      Totalmente de acuerdo.

    • Responder trentaonze Julio 18, 2015 en 7:11 am

      Yo lo del beso tampoco lo veo un acto social, un acto social es estrechar la mano.
      Hay gente más cariñosa que otra estoy de acuerdo. Pero yo he sido una de esas niñas que no les gustaba dar ni que le dieran besos, a dia de hoy con 35 años, todavia me acuerdo de los innumerables momentos de “venga dale un beso” ” me das un beso?” y sigue dandome la misma rabia que en el momento que me lo decían. Así que como yo no se si mi hija le apetece o no, la dejó que actúe.
      Por otro lado de adultos si podemos (o eso intentamos) diferenciar bien los sentimientos y emociones pero para un niño un beso es un acto de amor ; )

  • Responder Gloria Marzo 9, 2015 en 9:17 am

    De acuerdo en todo. Pero es verdad que en el día a día hay cosas que se nos escapan. Mucho cultural, social o por cómo nos han educado a nosotros. Yo intento hacerlo y pensar bien antes de decirle algo al peque, porque es cuestión de cómo usar el lenguaje. El primer punto de dejar los juguetes es un rollo. Porque se lo digo mucho y a veces “presionada” por qué pensarán el resto de padres… Ya sabéis… También es verdad que si mi hijo se dedica a coger los juguetes de los demás, y lo hace mucho, pues le explico que él también pude dejar alguno suyo. “Si este niño te ha dejado su pelota, puedes dejarle un rato tu coche para que juegue. Porque igual que te gusta que te dejen un juguete, tú puedes dejar un ratito el tuyo”… Ains….

  • Responder Esther Gili Marzo 9, 2015 en 10:02 am

    Puff caigo en 4 de 5, pero para tu tranquilidad, no lo aplico a niños ajenos.

    Déjaselo, pues sí, la animo a compartir, pero no la obligo, de hecho enel parque nunca dejaba su pala verde y nunca la obligué, pero no puedo evitar explicarle que compartir mola y animarle a hacerlo.

    Los besos, también me gusta que le de besitos a sus abuelos, y también intento que se los de, aunque normalmente hace lo que le sale de la pepitilla.

    Nunca me oirás decir que un niño es malo, esto me cuesta cero.

    El te vas a caer o lo vas a romper lo uso, y no es que crea que no puede conseguir algo, es que el “acción reacción” está más claro que el agua. Tampoco soy una madre de esas que no dejan hacer nada, ni trepar en el parque, la enseño y confío en ella, pero hay cosas que no se hacen porque son peligrosas o no son adecuadas para su edad aún, y eso lo tengo clarinete.

    El no llores, imagino que lo digo, es más, creo que rizo el rizo y diré que una frase que uso es “si sigues por ahí y te la pegas, luego no llores” (soy fatal, lo sé) Pero no lo puedo evitar.
    Por otro lado, ten en cuenta que n tiene a los abuelos cerca, y con ellos el “lloro moñas” le sirve para conseguir cosas. No me importa que llore por frustración, por pena, por dolor, pero por manipulación me toca las narices, esos lloros no funcionan conmigo, normalmente no le presto mucha atención cuando los hace, pero reconozco que me da mucha rabia que funcionen con los demás.

    Pero tranquila, com ote decía al principio, yo nunca digo esas cosas a los niños de otros 😉

    • Responder Anonymous Marzo 11, 2015 en 10:48 pm

      Totalmente de acuerdo contigo… no soy tan rara ejejej

  • Responder La madre del monillo Marzo 9, 2015 en 10:07 am

    Qué complicado es criar….ahí lo dejo

  • Responder Cristina Madre Autónoma Marzo 9, 2015 en 11:02 am

    Me ha gustado mucho el post.
    Creo que el último, el de “no llores” tiene mucho que ver con nuestra propia angustia, no nos gusta ver llorar a nuestros hijos y lo primero que nos sale es decirles que no lo hagan, así nosotros también nos calmaremos. Es difícil de corregir pero, como tú dices, es la mejor forma de validar sus sentimientos y que aprendan a gestionarlos

  • Responder batallitasdemama Marzo 9, 2015 en 11:30 am

    Totalmente de acuerdo, pero que dificil.Un beso

  • Responder Anonymous Marzo 9, 2015 en 2:39 pm

    Yo la que no soporto y falta aquí es la de pues “ya no te quiero”, realmente le puedes decir eso a un niño, que ya no se le quiere?

  • Responder Marta García Marzo 9, 2015 en 2:40 pm

    Me ha gustado el post… pero creo que hay puntos que a veces se han de decir para que el niño ‘entienda’ cosas.
    Yo lo obligo a que deje nada, pero si el dice que NO deja un cubo, por ejemplo, y luego llora porque no le dejan una pelota, le tengo que explicar que si él deja ese cubo, seguramente le dejaran la pelota…. no?
    Y el de te vas a caer… si se cae se cae, pero almenos que no sea porque no le has avisado 😉
    Y el de besos… cada minuto le pido besitos! Siempre le digo que como lo lleve 37 semanas en la barriga tengo el ‘derecho’ de hacerle y que me haga muuuuuuchos besitos 😀
    Pero entiendo la esencia general y la comparto.

  • Responder Mami Reciente Cuenta Marzo 9, 2015 en 3:05 pm

    100% de acuerdo en todos los puntos.

    Saludos!

  • Responder Caperucita Feroz Marzo 9, 2015 en 3:33 pm

    Muy bueno el post, pero no estoy tan de acuerdo con el “te vas a caer” En ciertas situaciones hay que advertir a los niños de que pueden hacerse daño, e incluso detenerlos de la acción. En cuanto a eso en todo caso yo procuro no decretar, mas bien ocupo el “te podrias caer” a menos que el peligro sea inminente.

    • Responder Anonymous Marzo 9, 2015 en 11:16 pm

      No, es mejor que se caiga y si es de bien arriba mejor, le saldran unas alas y no se hará daño. Que poca fe tienes en tus hijos y en su capacidad felina para entender que es peligroso y que no lo es…

    • Responder Anonymous Marzo 28, 2015 en 9:50 pm

      Pues si a un niño muy pequeño no le enseñas lo que es peligroso… ¡peligroso!
      Claro que alguno pensará que “a golpes se aprende”, pero yo no.

  • Responder ¡Chincha Rabincha! Marzo 9, 2015 en 3:37 pm

    Pues estoy de acuerdo en todos los puntos con los hijos de los demás yo no lo hago, pero hacerlo con mi propia hija algunos de ellos son complicados, por ejemplo el cuarto punto, a mi hay veces que se me escapa, Laura se ha pegado tantos golpes porque a veces le mola “arriesgar” y ya lleva algún punto que otro, que me sale sin pensarlo muchas veces para intentar evitar que se la peque, y bueno el de no llores, pues depende a veces sé que es por intentar manipular y conseguir lo que quiere que con los abuelos le funciona, y eso me da rabia, por lo que en ese caso intento no hacerle mucho caso, aunque sabe que conmigo no funciona, pero bueno ella a veces lo intenta, pero si sé que es porque le ocurre algo no se lo digo, intento ver que le pasa y consolarla o solucionarlo si se puede, además es que el lloro si le pasa algo o si no le pasa realmente es muy distinto y diferenciable en su caso. En fin nadie dijo que fuera fácil criar y educar a nuestros hijos. Un besazo guapetona!!!

  • Responder Mercedes Hidalgo Marzo 9, 2015 en 5:06 pm

    Madre mía, cuanta exigencia con los niños!! Los adultos debemos enseñar a los niños a convivir porque uno no está solo en el mundo con papá y mamá y en el futuro hay que ser tolerante con el comportamiento ajeno. Para mi todos esos puntos supone crear un problema donde no los hay, nadie quiere un mal para los niños de los demás, hay que ir con un peso y una medida cuando te diriges a un niño porque a saber lo que pensará el padre según lo que les dices que les pueda sentar mal o bien o regular…

  • Responder Anonymous Marzo 9, 2015 en 5:32 pm

    oooohhhhh!!!! Qué bonitooooo….
    ….y que poco real.

  • Responder Anonymous Marzo 9, 2015 en 8:36 pm

    No estoy de acuerdo en algunos puntos:
    1. Entonces no hay que compartir? ?? Mi sobrina viene a casa y mi hja nunca quiere dejarle sus juguetes, q hago? Le digo a mi sobrina que se traiga los suyos? O que mire como juega la mia?
    2. Yo no la obligo a dar ningún beso y mens a desconocidos, pero a los abuelos, tíos… cuando los ve tiene que saludar y ser educada. Tu cuando te encuentras con alguien por la calle le saludas con un gesto de cabeza pero no le das dos besos???
    3. Malos? Yo tampoco consideraba que fuesen malos, pero el niño que pega, te tira del tobogán, insulta etc etc etc como se le dice?
    4.El que avisa no es triador! Simplemente avisas de algo que puede suceder para que no se haga daño. No veo nada de malo en avisar que tengan cuidado.
    5. No llores???? Y cuando se pone a llorar por una pataleta, porque quiere algo y no puedes dárselo en ese momento o mil llantos que hacen por hacer??? Cada uno conoce a su hijo y sabe en que momento llora de tristeza, porque le sucede algo o simplemente porque capricho…..

    • Responder Anonymous Marzo 9, 2015 en 11:13 pm

      No lo has entendido, según el autor vivimos en los mundos de yupi y los niños se educarán solos de forma misteriosa con los preceptos que los haran sociales y no unos sociopatas…

    • Responder Anonymous Marzo 10, 2015 en 9:59 am

      Muy bueno!!

    • Responder Anonymous Marzo 11, 2015 en 10:50 pm

      Genial tu respuesta¡¡¡ muy de acuerdo contigo

  • Responder Anonymous Marzo 9, 2015 en 11:11 pm

    “Así que, por favor, no digáis a mis hijos eso de “déjaselo”.” Lo mejor es que aprenda a usar su posición de domináncia para obtener un beneficio a corto que le puede reportar unas ganancias a largo. Desde pequeños han de entender que la vida es buena para los que atesoran.

  • Responder Anonymous Marzo 10, 2015 en 7:18 am

    Sinceramente …. estáis creando una sociedad, sin normas, sin limites, si autoridad, sin valores! !…. patético! Todas esas cosas me las hacían o decían mis padres al igual q a muchos de vosotros y tengo una educación exquisita para con los demás etc… beso a quien me da la gana, se donde hay peligro…. seguid así, dejad q hagan lo q quieran q ya veremos en breve vuestro resultado. Trabajo con público y es vergonzoso y lamentablemente ver como los niños tratan a los padres. Yo te pediría q a mi no NO ME GUSTARÍA QUE TE METIERAS CON MI FORMA DE EDUCAR, si le pego un guantazo a mi hijo, no soy una maltratadora amo a mi hijo,si le obligo a compartir lo q con mucho esfuerzo le compro y quiero q valore, a querer y respetar a quién lo quiere y devuelva ese afecto, a prevenirle de sus errores antes de cometerlos… dejame en paz y no denuncies mis actos xq no sois mejores padres te lo aseguro!!!!! Mi hijo me ama, me respeta y lo mas importante,tiene unos valores humanos q ya le gustaría a muchos niños de estos”pobrecitos”q estáis criando

    • Responder Anonymous Marzo 10, 2015 en 8:28 am

      ¡Amén!

    • Responder una mama practica Marzo 10, 2015 en 9:35 am

      Tus palabras (“Pobrecitos”, patetico…” creo que denotan mas bien poco respeto y precisamente eres tu quien se esta metiendo con la forma de educar que yo tengo. En ningun momento me he mentido con otros, ni pretendo hacerlo. Vive y deja vivir creo que es algo que todos deberiamos practicar mas. Y en este texto solo hablo por mi y lo que quiero para mis hijos, los demas haced lo que considereis. Y, como bien dices, sin meteros en la forma de educar de los demas por favor. Un saludo

      • Responder trentaonze Julio 18, 2015 en 7:21 am

        olé tu!! una mama práctica, así se demuestra la buena educación y el respeto que intentamos inculcar las que practicamos este tipo de crianza, aunque aun queda mucho camino que recorrer! aprovechó para decirte que es un post genial!

    • Responder Lucía Agosto 3, 2015 en 9:36 pm

      De verdad te parece normal pegarle un guantazo a tu hijo!? Imagino q si tu pareja hace lo mismo contigo te parecerá también normal…nunca entenderé a la gente q le parece normal pegarle un guantazo a un niño pero a un adulto no. Pegar está mal, se haga a quién se haga. Y sí, es cierto q se te ve una educación exquisita…vaya tela!!!

  • Responder Anonymous Marzo 10, 2015 en 8:27 am

    Al final vamos a hacer como el ENCANTADOR DE PERROS “No mirar, no tocar, no hablar…”
    A veces me da la sensación de que las personas que rodeamos según qué tipos de “crianzas” tenemos miedo a ofender, decir algo inapropiado, traumatizar al niñ@ o a la mamá de una manera u otra…. ¡Naturalidad, por Dios, naturalidad! que ningún extremo creo que sea sano. Al final solo se va a conseguir que nos distanciemos de es@s niñ@s y mamás/papás (aunque la verdad es que de éstos últimos no he leído tantos artículos prohibitivos) por miedo a molestar de una manera u otra.
    La vida está compuesta de altos y bajos, de personas que nos gustan más y otras que nos gustan menos…es parte del camino, del crecimiento…aislar a nuestr@s hij@s de cualquier gesto o comentario, apropiado o no, les priva de la oportunidad de gestionar situaciones que probablemente les ayude a ser mejores adult@s el día de mañana. Pero sobre gustos, los colores, desde luego.
    Yo personalmente me retiro poco a poco…prefiero tener cerca niñ@s y mamás/papás más naturales, a los que no molestar.

  • Responder Lupe Soria Marzo 10, 2015 en 8:40 am

    Bueno bueno…vaya post “levanta-ampollas”! ayer lo leí y me quedé pensando pues también como otras caigo en 4 de 5 (eres malo…nunca me lo oirás), eso también con mi hija no con los hijos de otros, faltaría más. Sabes qué me pareció más curioso? el comentario que te hizo esa abuela en facebook. Su reflexión me pareció lo más… Además luego estuve hablando con mi madre del tema…y también salieron cosas interesantes. Por ejemplo su percepción ahora de cómo nos educó…y la que yo tengo…madre mía para flipar! en fin…que el tema da debate y eso es lo bueno. Pasa de los comentarios irrespetuosos pues si osan escribir con esas formas, no te conocen.
    Un besazo guapa

  • Responder Remorada | Purple Prose Marzo 10, 2015 en 10:02 am

    Como en todo, hay matices.

    Me ha tocado más de una vez en estos ya 20… ¡y 7! años de tía, mediar para hacer turnos con los juguetes, enseñarles a negociar, que creo que también es una habilidad, ofrecer alternativas para que el día en que ellos solos tengan que hacerlo tengan más herramientas que solo decir que no quieren prestar o ponerse a llorar si alguien no les presta algo.

    Sobre los besos, yo odio dar besos a los desconocidos y como mujer me toca en muchas ocasiones, qué rabia, así que no soy de no pedirlos nunca, de hecho, cuando mis amigas les dicen a sus hijos que me den un besito, me incomoda, prefiero los besos espontáneos y los abrazos que te dan cuando juegas un rato con ellos y te conocen un poco más! Pero,claro, creo que siempre se les debe recordar que hay que saludar, con la mano, desde lejos, como sea, pero siempre saludar y despedirse, aquí me encuentro a cada caballo desbocado que ni te cuento!!!

    Lo de “eres malo” está en el mismo nivel que el “eres tonto” o el “ya no te quiero”, es la descalificación absoluta, aunque debo confesar que con mis sobris tengo el juego de que yo soy “la tía más mala de todas las malas, la peor del mundo”, porque saben que conmigo no funcionan según qué cosas y los animo a que si quieren hacer algo bajo mi supervisión me tienen que convencer tomando en cuenta mi maldad… ¡y nos encanta!

    El “te vas a caer” lo tengo muy grabado a fuego, soy aprensiva, mi madre es asustona… y toda mi familia es fan del “te lo dije” xD así que nada, se les da opciones “baja sentado”, “cógete de la baranda”, “espérame y te ayudo”, pero si se caen (como suele pasar) se les reconforta y se les acompaña. De toda la vida.

    Por último, el no llores si lo uso! un abrazo fuerte y digo “explícamelo, pero tranquilízate porque si lloras así (imito un BUAAA) o si me hablas así (imito hablar con llanto) nadie entiende, no solucionaremos nada y encima te vas a tragar los mocos” y acaban riendo… soy un poco bruja, lo sé! x)

  • Responder www.amordebatmami.com Marzo 10, 2015 en 10:44 am

    Ay la madre! aquí tenemos otro artículo de esos incendiarios como el de Ana Hanssen! 😛
    Excepto el “eres malo” creo que lo hago todo! jajja! Le enseño a compartir aunque ahora con el mío mío está difícil la cosa… lo mismo que dar besos que tampoco quiere y lo de romper pues también debo ir con cuidado. Normalmente lo tengo bastante asilvestrado puesto que los 3 años son más terribles que los 2. Estoy volviendo a ser más permisiva porque después de la segunda maternidad me había vuelto rotenmeyer y sin duda nos está pasando factura!
    Creo que cada niño es un mundo y al no tener manual la cosa cuesta. Hay niños que acatan mejor las normas (aunque soy bastante anárquica) y otros más sensibles. La fiera es muy sensible y debo ir con cuidado porque a la que se lleva un disgusto vomita… así, tal cual! Yo nunca creí eso de los nenes que vomitan pero este es de caerse y depende como, vomitar del susto… así que los gritos cuando veo que se va a caer me los debo tragar para no tener consecuencias nefastas…
    En fin, un post valiente aunque no comparto algunos puntos! Ya escribí sobre los besos el otro día porque creo que es un tema que lleva a muchas cosas más! besos guapetona!

  • Responder Attempra Masaje Infantil Marzo 10, 2015 en 11:29 am

    La que has liado Pollito……jajajaja, lo primero de todo es que me parece un buen post, y como bien dices es lo que quieres para tus hijos, el resto haced lo que creáis mas oportuno para ellos. Y ya metida en el post, hay varias cosas que me rsultan muy difíciles, la de ” te vas a caer….” es la que peor llevo, porque soy muy tremendista, pero oye mi bichito pasa olimpicamnte de mí así que lo sigue intentanto, eso sí si se cae nunca le digo lo de “Te lo dije” porque me da mucha rabia.

    En lo de dar besos estoy totalmente de acuerdo contigo porque tiene que dar besos todo el rato a todo el mundo, sean abuelos tios o lo que sea, si no le gusta pues ya está hay que respetarle, a mí con que salude me basta. Además tengo comprobado que cuando no se lo pides, lo da.

    Y lo de compartir, estoy a medias. A mí me gusta que comparta cosas con su amigos, primos etc…pero yo voy al parque y si a ella no le dejan algo, pues ella no deja, que no suele ser el caso, suele dejarlo todo, pero me refiero a que el parque es una jungla y cada uno de su padre y de su madre, y hay niños que comparten y otros que no, asi que ella va tentando si le dejan cosas ella deja lo suyo.

    Y ya por último lo de ser malo, yo nunca se lo digo, siempre le digo ” esto que has hecho esta mal” porque si ya desde pequeños etiquetamos……..mal vamos.

    Y nada mas, me ha gustado el post y la controversia que ha creado. Por cierto es muy valiente eso de ir de anónimo!!!!

  • Responder Anonymous Marzo 10, 2015 en 3:35 pm

    Vaya Tela de Post, no compartir?? si luego tu hij@ esta marginado en el parque replantéatelo…… no seas malo… venga quien no le ha dicho eso a su hij@ alguna vez?? Los niños lo primero que aprenden es bueno y malo, no hay más. Si te portas mal, eres malo. Te vas a caer… pues obvio!!! si ves que se va a desnucar lo suyo es prevenir. En fin… menudas gilipolleces se sacan algunas super super protectoras…… Prevenir es curar amiga.

  • Responder Anonymous Marzo 10, 2015 en 9:34 pm

    Vamos a ver si le ponemos un poco de cordura a esto…
    Cada día escucho mas “trucos” para ser el padre/madre perfecto, sin ir más lejos el otro día me entere que algunas mujeres justo después dejar a luz se comen su placenta ya que tiene un montón de elementos beneficiosos para el post parto, alguien me argumento que algunos animales, concretando roedores, lo hacen… Señores los roedores cuando no se sienten preparados para la maternidad SE COMEN SUS CRÍAS! No veo muy ético este comportamiento en un ser humano al igual que el de merendarse su placenta.
    Me gustaría comentarlo por puntos:
    DÉJASELO; Hace muy poco me llego un vídeo por Facebook de un experimento social en Manhattan, consistía en poner como cebo a un chico de entre 17 y 20 años en pleno invierno a unos 8 grados bajo cero con vestimenta de sin techo y con el único abrigo de una bolsa de basura. Pues bien después de 2 horas de un continuo de ir y venir de gente esquivando, literalmente al chico en cuestión, el único que se apiado de el y le cedió su chaqueta fue un mendigo que estaba pidiendo limosna pocos metros más allá. Creo profundamente que cuando yo a mi hijo le digo DÉJASELO no quiero decir que le quiten el periódico o la bebida gratuitamente sino que sea menos newyorkino y mas mendigo.
    DAME UN BESO; La idea parte de lo siguiente, el amor que sientes hacia alguien lo expresas con signos cariñosos, cuando llego de trabajar y veo a mi mujer le pido un beso, o se lo robo, no lo hago yo sino mis sentimiento por ella, por lo que leí en el post tengo que decirle a mi hijo: hola hijo vengo de trabajar llevo un día muy duro y aunque un beso tuyo me reconfortara tanto que olvidare todo el horrible día que tuve y me dará animo para ponerme a jugar contigo… En su lugar vamos a sentarnos a comentar el debate del estado de la nación ya que no te puedo pedir el beso y si después de esto crees que tu padre es merecedor de tu cariño haz constarlo con alguna muestra gratuita de amor. (Saber que durante este párrafo le pedí 3 besitos y un muaaaaa grande a mi hijo de 3 años, por si acaso)
    NO SEAS MALO: Es cierto ningún niño es malo, pero si que podemos decir que algunos (como diría Jose Mota) “No siéndolos, se vuelven”. Cuando son pequeños hace mucha gracia que cuando no quiere hacer algo se enfade y te de una entrañable patadita pero ese niño crecerá… creo que podría dar buena fe de esto Pedro Aguado (si lo se es drástico pero son niños a los que no se le pusieron limites). No intento decirle a mi hijo que es la reencarnación de Samael el demonio que traicionó incluso al diablo, solo quiero que mi hijo entienda el concepto del bien y el mal e igual que cuando hace algo bueno lo recompenso tanto verbal como afectivamente, cuando hace algo “malo” siempre se lo hago saber o le doy una regañina y creo que decirle “no seas malo” para que el identifique donde esta el limite de las buenas y malas acciones, no es estar marcando a mi hijo como el anticristo.

  • Responder Anonymous Marzo 10, 2015 en 9:36 pm

    TE VAS A CAER, LO VAS A ROMPER; Mi hijo en el cumpleaños de su primo, salto de una altura de 1,5 metros en un parque de estos infantiles de espuma… Gracias a dios por la espuma ya que cayó de cara, se hizo daño en el cuello una pequeña contractura y sangro por la nariz, nada grave. Después de atenderle y que se le pasara la llantina hable con él para hacerle entender que si salta de sitios altos puede caerse, parece que me entendió porque a partir de ese momento cuando veo alguna situación de peligro lo aviso “ten cuidado que puedes caerte” el me mira… Asiente… Y lo entiende. Claro que no quiero que fracase y se caiga! Lo que quiero es que ya que el no tiene totalmente adquirida la existencia del peligro hacerle consciente de donde se lo puede encontrar, cuando yo trabajaba me decían, si no cortas la corriente antes de cortar los cables te electrocutaras, no creo que mi jefe quisiera electrocutarme o que fracasara, o eso espero…
    NO LLORES; Esto es lo que mas me ha indignado, hijo te has caído y estas llorando, llora hasta reventar porque tienes que dar cuenta de tus sentimientos… SE HA CAÍDO SE QUE SE HA HECHO DAÑO!!!! No hace falta que mi hijo llore durante horas. Siempre intentare calmarlo, hijo no llores porque la vida es muy dura y deberás llorar por que tu pareja te dejo, porque murió un ser querido y eso si hay que llorarlo pero mientras tanto no llores hijo tu llanto me duele en el alma como una puñalada con kurare y te hago saber que tu llanto me importa y haré lo posible por que cese porque tu dolor es el mío.

    Se que mis comentarios indignaran a mucha gente pero también me indigna a mi los que quieren ponerle libros de instrucciones a estos pequeños terremotillos que nos dan la vida. SEÑORES mi hijo nació sin instrucciones de uso, no supe lo que es ser padre hasta que me pusieron a mi “peque” como me gusta llamarlo, lleno aun de sangre encima y en ese momento entendí que mi vida seria de ahora en adelante por y para el. Día a día aprendo a ser padre porque una vez leí un libro que alguien de ustedes escribió y citó con tono sarcástico, (cuando su hijo llore póngase una naranja en la cabeza saltando a la pata coja y recitando don Juan Tenorio y cesará el llanto) señores y cuando he hecho todo esto y aun continua llorando QUE HAGO DIOS MÍO! Simplemente lo que han hecho mis padres, mis abuelos, los padres de mis abuelos etc… Solo hacerlo lo mejor posible.
    Creo que hay un talento desaprovechado en ustedes, quien sabe… Si se hubieran puesto a estudiar medicina igual serían los que descubrirían la cura del cáncer. Un saludo y perdón por el discurso.

  • Responder lavidaesdecolormora2 Marzo 10, 2015 en 10:20 pm

    yo no estoy de acuerdo para nada en nada de lo que dices, lo siento. creo que la primera es la peor de todas. está claro que si educamos a los niños así no sé yo muy bien qué clase de adultos van a ser, personas que digan no te doy un beso porque de pequeño mi madre me dijo que no era obligatorio, o no cedo mi asiento a una mujer mayor porque mi madre me dijo que compartir es sólo si me apetece.

    por supuesto que hay niños malos y con maldad, y si nadie les pone límites se convierten en seres mezquinos. o es que todos son inocentes por el hecho de ser pequeños?

    lo de pedir que nadie diga que lo va a romper por la profecía autocumplida me parece la mayor de las estupideces que he leído en mucho tiempo, entonces cuando tu hijo se suba a una barandilla y se pueda romper la crisma no le avises porque oye, lo mismo se cumple.

    en cuanto a lo de no llorar: madre mía, habrá que diferenciar cuando es un llanto por rabieta o por tontuna a cuando es de pena o por sufrimiento. soy partidaria de que un niño se exprese como quiera, pero de ahí a no poder decirle en ninguna circunstancia que no llore…

    en fin, que cada uno hará lo que pueda con sus hijos, pero con artículos así de normativos lo único que veo es un futuro de adultos mal criados. y por cierto, a veces hay que dar dos besos por educación.

  • Responder Agata Marzo 10, 2015 en 10:34 pm

    Entiendo lo que quieres transmitir con este post y estoy muy de acuerdo en general.
    Obviamente (como algunos han puntualizado) toda norma tiene sus excepciones y hay que aplicarlas con sentido común, pero creo que tienes mucha razón en que hay veces en que hemos de usar menos estas expresiones con nuestros hijos (a los demás no hemos de imponerles nuestra forma de educar, desde luego, y a sus hijos no se lo diré jamás).
    Como muchas han comentado, a todas se nos escapa el “te vas a caer” de vez en cuando jeje y no somos malas madres por ello. Pero es verdad que hemos de intentar transmitirles más confianza.
    Y lo de compartir, hace poco lo oí en una conferencia muy bien explicado y me pareció muy lógico. No significa que no le pidamos que deje un juguete, pero si por algún motivo no quiere dejarlo en ese momento, hay que respetarlo, el paso lo tiene que dar él, sino no sirve de nada.
    Un abrazo!

  • Responder La princesa guisante Marzo 11, 2015 en 10:22 am

    La que has liado con el post jajajajajajaja Sólo diré que peco mucho mucho de la última. Y luego en frio me da rabia porque yo soy hiper llorona y no puedo evitarlo. Y a ella se lo censuro……..la vida es tan complicada 😛 Un beso! 😉

  • Responder Meri Marzo 11, 2015 en 12:19 pm

    Madremia que dificil es esto ehhh!! La verdad q lo de que le pidan besos nunca me ha gustado, aunque ella no pone pegas, pero a mi no me gusta pedirselos a otros niños…Siempre me ha disgustado mucho que la atosiguen sea quién sea…uff..es lo que más negra me pone. Y reconozco que uso mucho las 2 últimas, aunque con conotaciones, la cuarta cuando está haciendo alguna burrada y la quinta le dejo desahogarse pero intento que no entre en barrena con el llanto…También es bueno que aprendan a controlar las emociones, no hablo de eliminarlas, si no de canalizarlas, aunque yo soy partidaria de que el desahogo es bueno para no estallar. Un beso y genial post!!

  • Responder Iria Marzo 11, 2015 en 6:29 pm

    Tengo que decirlo…Me encantas! No tengo hijos aún, ya que ahora que quiero tenerlos estoy pendiente de la fecha del exámen de oposiciones de enfermería y no quiero que me pille a punto de caramelo…ya sé que me lío mucho ^^ La verdad es que lo que escribes aquí es talmente casi al 100% lo que quiero para el futuro de mis pequeños, en serio, me encanta leerte ^^

  • Responder Baberos Y Claquetas Marzo 12, 2015 en 1:16 am

    Totalmente de acuerdo contigo, aunque reconozco que el “te vas a caer” no puedo evitarlo, me sale solo. Me mata el “eres malo” y el tema de los besos, Vikingo es muy retraído y no le gusta que le toquen los extraños. Cosa que por otro lado veo normal, a mi no me gusta que un desconocido me asalte por la calle pidiéndome un beso, así que suelo pedirle a la gente que no le insista para que les de un beso.

  • Responder Anonymous Marzo 12, 2015 en 8:46 pm

    Buf!! …

    Desde que tuve a mi primer hijo he leído todo artículo pedagógico y todo libro que me ha caído en mano, por esa inseguridad que te da el hecho de ser primeriza …Y yo, que siempre he creído en el poder de la autoestima y siempre me ha interesado saber como fomentarla en mí y luego en mi hijo, pues intentaba poner en práctica todo lo que podía premisas del tipo de las que buenamente ha escrito esta mami bloguera con toda la buena intención.

    Cierto es que aunque he intentado poner en poner en práctica a pies juntillas muchos manuales al final, todas las madres sin excepción (gracias a dios) utilizamos el sentido común con nuestros hijos. Y sí, a mí en el parque me ha nacido decirle a mi hijo que comparta, creo que es importante enseñar valores a los hijos, no forzar, claro que no, pero sí enseñar que si nosotros queremos jugar con los juguetes de los demás tenemos que dejar los nuestros. Me ha llamado siempre poderosamente la atención esas madres que están en el parque como si sus hijos no fueran con ellas dejando que suban, bajen, hagan y deshagan a su antojo, y que cojan los juguetes de los demás, hagan lo que quieran con ellos, pero que no se les ocurra tocar a los demás los del nene, no vaya a ser, pobrecito. Venga va!!.

    A los niños hay que enseñarles valores, a compartir, a no pegar a los demás, a ser educados, todo en la medida de lo posible y sin que eso suponga una agresión a su autoestima. Mi hijo mayor tiene ya 5 años y ahora es más fácil que razone las cosas que cuando tenía 2 años, lo cual facilita enormemente la tarea de educar, pero sigo haciéndolo, ya que es mi deber como madre. Y como he podido comprobar que con el sentido común es como mejor se hacen las cosas y no es necesario tener ningún gurú de la educación, con mi hija pequeña lo haré igual, que creo que, al fin y al cabo, no lo he hecho tan mal.

    Todo en su justa medida, los extremos no son buenos y los niños nos usan de guía y hay que enseñarles, sobre todo con nuestros actos, ya que ellos nos observan y aprenden, y a veces también interviniendo activamente con ellos, y NO PASA NADA, bueno, sí pasa, aprenden a ser personas y a convivir con el resto de la sociedad, que, no nos olvidemos, vivimos en sociedad y hay que respetar como nos gusta que nos respeten a nosotros.

    Un saludo a la autora del post y gracias por darnos tu opinión

  • Responder Anonymous Marzo 15, 2015 en 6:49 pm

    Comparto cosas y otras no, como es normal no siempre se esta de acuerdo al 100%. Pero lejos de discutir diferencias o reafirmas coincidencias, me animo a escribir para preguntar: como se pueden afirmar verdades y hablar de estudios o artículos sin referenciarlos? Siempre me asombra de todos estos blog esa facilidad para afirmar verdades por estudios y artículos no científicos… Esta sociedad esta tendiendo a avanzar (educar) a partir de verdades no científicas, que no lo veo mal (toda la vida se hizo así) basándonos en ‘sentido común’ ‘opiniones’ y ‘experiencia’…. Lo que me fascina es que suele menospreciar una educación tradicional o actitudes ‘de toda la vida’ que se basan en lo mismo. Conclusión: no avanzamos.
    Esta crítica espero que sea constructiva, porque realmente coincidió con la mayoría de ideas, pero como persona de ciencia me gustaría que la ‘documentación’ que se aporta fuese ‘sería’ o sino, simplemente ser humilde y llamar OPINIÓN a lo que escribimos en los blog.
    Un saludo y enhorabuena por el blog
    Gustavo W

  • Responder Por favor, no digáis a mi hija que está bonita - Más alla del rosa o azul Julio 6, 2015 en 11:29 pm

    […] a quien le parezca que saco las cosas de quicio, o quien me tome por histérica como pasó con este otro post. Pero yo prefiero tomar medidas ahora que la peque aún no está inmersa en las presiones sociales […]

  • Responder por si no lo sabeis soys unos emparanoyados todos Julio 18, 2015 en 1:10 am

    Por favor la única frase que no me gustaría que le dijeran a mi hijo es : pasa el porro que huele a uña o paga la coca 1 aviso todas estas cosas son polladas por que sois padres sobre protectores y que metéis a vuestro hijo en una capsula y luego salen como salen tontillos todos y luego esos niños de papa arrogantes y raritos se juntarían con mi hijo normal y me disgustaría… así que sois tontos

  • Responder Susana Julio 18, 2015 en 11:21 pm

    La verdad es que no sé por qué todo este revuelo, todos los puntos me parecen bastante de sentido común. Nunca me salió de dentro decirle a mi hijo “te vas a caer”, y mira que mi madre era miedica y me lo dijeron veces. Siempre quise estar a su lado y ayudarle cada vez que intentaba algo nuevo. Nunca le diría “eres malo”, no me sale de dentro, yo soy así, mira. En el parque le comento “¿se lo dejamos?” y si no quiere, pues no quiere, por el amor de la virgen, ¿tan grave es eso? La verdad es que aquí, en Alemania, nadie presiona a los niños para que no hagan nada y en los parques nada es tan dramático. Los besos: no me gusta cuando se los piden a mi hijo ni me gusta que los pidan para mí. Me incomoda sobremanera. Les gusta decir Hola y Adiós y eso me parece más que suficiente, que apretujar a un niño que no quiere dar besos para arrancarle uno. No puedo verlo. ¿Por qué tendría que dar besos si no quiere? No acabo de verlo. No me gusta que se le etiquete, “qué traviesillo eres”, “qué bicho”, etc. Estaría todo el día marcando a la gente, nadie se plantea su forma de hablar a los niños. Esas cosas quedan. Ahora me tocan vacaciones con mi familia. Vamos a ver…

  • Responder Raquel Julio 20, 2015 en 2:04 pm

    Hay formas y formas de educar. Todas muy respetables, salvo que atenten contra la integridad de alguien, especialmente de los niños. La mayoría de los padres lo hacemos lo mejor que podemos. SEGURO.
    Puedo estar de acuerdo en algunas de las premisas y, tal vez tengan su base, incluso científica, pero estimada Jaione, creo que algunas de ellas no tienen ningún fundamento, tal y como las explicas. No te diré mi currículo, para no parecer pedante, sólo diré que soy madre de dos pequeños. La luz de mi vida.
    Los cinco puntos que comentas son controvertidos para los adultos, no para los niños. Existen en la vida situaciones mucho más violentas para un niño que ni se plantean en este post ni en ningún otro. Con esto quiero decir que ningún niño sale traumatizado de la vida por dejar un juguete a alguien o por darle un beso a la abuela, si no quiere. Hasta ahí podríamos llegar, porque de lo contrario el 90% de la población estaríamos con alguna tara, y no es el caso.
    Se nos olvida que los humanos somos una especie social por naturaleza. No lo digo yo, ya lo dijo Rousseau en su momento y cientos de autores, antes y después. Los niños están formándose, en todos sus ámbitos, de manera integral y las Habilidades Sociales es una de esas dimensiones y qué decir de la tan en moda Educación Emocional. No decirle a un niño que no dé muestras de afecto a un ser querido (en función de la cultura, todas muy respetables) es como decirle que no guarde la cola del cine o del tobogán del parque. No se trata de darle un beso a “cualquiera” como tú dices, porque eso no lo hace nadie ni adulto ni niño, se trata de aplicar unos rituales sociales aprendidos para con tus seres queridos y demostrarles el afecto que sientes por ellos. De esta manera el niño también aprende que si le dan un beso también es, entre otras, una muestra de afecto hacia él. Si no quiere darle un beso a la tita del pueblo que no la ha visto en su vida, es lógico y comprensible, incluso la tita lo comprende. Pero si no le da un beso a su padre o a su abuela en un ritual socio-afectivo debería explicársele de manera que lo entienda, no como las miles de cosas antipedagógicas que aprende en la escuela en el currículo oculto y nadie se plantea.
    Me ha parecido un post nada fundamentado. Sin rigor (a pesar de los estudios de las psicólogas de turno).

  • Responder Lorena Torrecilla Solís Julio 21, 2015 en 6:12 am

    Estoy de acuerdo completamente.
    Y tras leer tu post me surje una duda:
    ¿Qué haces (o qué hacer) cuando alguien que no somos nosotros utiliza una de estas frases con nuestros hijos?

  • Responder lola Julio 21, 2015 en 2:41 pm

    Asi luego los niños os daran de ostias y no podreis impedirlo, buscando entonces la mejor manera de ponerles los limites que VOSOTROS creeis que son los mejores

    • Responder bea Julio 21, 2015 en 2:43 pm

      Lola no estoy d acuerdo contigo

  • Responder Sara Agosto 8, 2015 en 7:48 am

    Trabajo con niños y no estoy de acuerdo para nada con este artículo, tanto dejar a los niños hacer lo que quieran y finalmente son desobedientes, maleducados y que si no hacen lo que quieren se enfadan…no entiendo todos estos artículos que salen últimamente que vienen a decir que lo mejor es dejar hacer a los niños lo que le de la gana…¿a dónde vamos a llegar?, después nos quejaremos cuando sean adolescentes y no nos hagan ni casa…

  • Responder 5 cosas que me gustaría que nadie dijera... Agosto 10, 2015 en 9:11 am

    […] La forma en que hablamos a los niños y las cosas que les pedimos desde pequeños, tienen un gran impacto en su posterior desarrollo personal.  […]

  • Responder Carolina - Siesta de verano Noviembre 16, 2015 en 2:41 pm

    Me ha ENCANTADO este post!!! El primer punto me recuerda a un post que leí hace poco (que no recuerdo de quién era) que venía a decir: ¿hay que enseñar a los niños a compartir? Sí. ¿Tiene mi hijo que dejar el juguete con el que está jugando porque otro lo quiera? Es decir, una cosa es que compartas tus juguetes y otra que porque a otro le apetezca jugar en ese mismo instante con algo que tengo yo, tenga que dejárselo. Creo que el aprendizaje de esto es que no podemos tener lo que queramos en el instante que queramos. Como la vida misma, vamos.
    Y por otro lado, hay ciertas cosas que yo jamás compartiría y si mi hija no quiere dejar su muñeca favorita (con la que come, se baña, duerme. etc) lo entiendo y lo respeto.

    Lo de los besos lo pondré en práctica porque ahí sí que lo hago fatal! 😉

  • Responder Esther Rodriguez Mayo 20, 2016 en 8:34 pm

    podría haber escrito yo ese comentario… tenemos la misma edad y los mismos recuerdos sobre lo de los besos…
    yo en cuanto podía me escaqueaba 🙂 y cuando no podía, se me notaba tanto la incomodidad que era la “sosa” “la antipática”… y encima con un tono negativo dándole a ese rasgo mio una importancia enorme.

    hasta hace poco me hubiera descrito con esas palabras que me decían, aparte de que me cuesta mantener contacto físico, incluso con mi pareja, aunque voy diciéndome a mi misma, y ahí empieza el cambio, que yo soy cariñosa con quien quiero y eso no me hace ni mejor ni peor persona.

  • Responder Isabel Esteban Losada Octubre 4, 2016 en 2:47 pm

    Soy la única que está en desacuerdo?
    1. No es lo mismo compartir un juguete que compartir bebida o comida con un desconocido. Es más, los niños se relacionan de esa manera. No pueden hablar de tiempo, ni del Ibex. Ellos juegan.
    2. Dar un beso es una forma de saludar. Evidentemente no monto en cólera si no lo hace, pero es una norma social. Y si su padre o yo queremos que de un beso, tendrá que hacerlo. Como tendrá que obedecer en muchas otras cosas, que parece que ahora hay que dejarles hacer lo que les da la gana para que de desarrollen correctamente y no queden marcados de por vida.
    3. En este punto es en el q más de acuerdo estoy. No hay niños malos, sino niños con malos comportamientos que tenemos que corregir, sobre todo, para mi gusto, fomentando los buenos felicitándolos por ellos.
    4. Se trata de avisar de que se van a caer y de que se pueden hacer daño, o de que van a romper un objeto. Eso no es en absoluto comparable a que alguien de por hecho que vas a hacer algo mal. Inaceptable la comparación.
    5. “No llores” es una forma de consolar. Lo utilizo para decirle: “no llores, estoy, aquí, tranquilo”. Salvo en ocasiones en las que llora por una rabieta, que se le ignora. Ya, ya lo sé, ahora las nuevas corrientes dicen que si un niño tiene una rabieta para llamar la atención, hay que dársela. Será que yo no soy tan moderna.

  • Responder Arantxa en mi cajón de sastre Octubre 4, 2016 en 4:33 pm

    No lo había leído y estoy de acuerdo. Yo sí que se lo digo muy de cuando en cuando a mi hija, pero que se lo digan terceros me lleva a los demonios. Intento enseñarla a compartir pero que un tercero venga y le diga tienes que compartir, porque hay que hacerlo…, no puedo con ello. Y es que cuando vienen con esas me pregunto: ¿tú compartes tu bolso de 100 euros? Me han encantado tu entrada. ¡La voy a compartir!

  • Deja un comentario