Aprende, Decora, Juega

Montessori: 10 principios sencillos para empezar

Muchas veces me llegan consultas relacionadas con Montessori. Quiero recalcar que yo no soy ninguna experta en esta pedagogía (o filosofía de vida, como suelo decir yo :)). Sí que es algo con lo que estoy familiarizada, de lo que me he informado, y que trato de aplicar en mi vida. Pero no tengo formación específica, y seguro que hay gente con dicha formación que puede dar más ideas que yo. No obstante, sí que conozco a grandes profesionales en torno a Montessori, y de ellos aprendo mucho, y les he pedido si pueden compartir algunos de sus conocimientos con vosotros. Hace ya unas semanas os mostraba aquí el vídeo Montessori para casas pequeñas de “The Montessori Notebook”, a quien conozco de cuando estábamos en Holanda.

Esta vez he pedido a otra chica que conocí cuando estábamos en Holanda y ahora trabaja en una escuela Montessori (no tiene redes sociales así que no os puedo poner su referencia) si podía escribir algo sobre Montessori para vosotros. Una de las consultas más frecuentes que me hacéis es cuáles son unos principios sencillos para empezar con Montesori, tengáis o no materiales tradicionales Montessori en casa. Así que Lena ha escrito (yo lo he traducido, espero que se entienda bien) 10 ideas básicas que cualquier madre /padre puede aplicar, aun sin tener materiales específicos, ya que se trata de principios generales para acompañar las necesidades naturales de los niños.

1. Acompaña a tu hijo. El principio más importante a cualquier edad.
Observale; dedica tiempo a observar a tu hijo sin interrumpirle, para entender cuáles son sus intereses y necesidades en cada fase. Así después podrás honrar esas necesidades e intereses, acompañando a tu hijo porque conoces sus necesidades únicas e individuales.

2. Respeta y fomenta los periodos sensibles de tu hijo y su mente curiosa.

Cada niño tiene sus ritmos, sus necesidades y sus intereses, y no todos los desarrollan de la misma forma ni al mismo tiempo. No es ningún problema, al contrario. Cuanto más respetes y fomentes los periodos sensibles de tu hijo, más viva mantendrás su mente curiosa y más crecerán su curiosidad y ganas de aprender.

3. Permite a tu hijo la libertad de explorar dentro y fuera – en tanto en cuanto tu hijo esté seguro y utilizando su libertad de forma positiva. 

La independencia y el aprendizaje auto-dirigido son dos conceptos/ objetivos muy importantes de Montessori. Dale espacio a tu hijo, otorgale libertad y te sorprenderás.

4. Ofrece a tu hijo todas las oportunidades que puedas para aprender haciendo y jugando de forma activa.
El aprendizaje abstracto de conceptos es mucho más fácil y efectivo cuando antes los niños han tenido la oportunidad de vivir activamente temas relacionados con esos conceptos. Si a la abstracción le precede el aprendizaje y juego activo en ese campo, los niños aprenden de forma natural y sencilla.

5. Enfatiza la vida práctica y las actividades sensoriales.
Las actividades sencillas de la vida práctica relacionadas con cuidar de uno mismo, del entorno, o de los demás, ayudan a un niño a desarrollar orden, concentración, coordinación e independencia. Además, las actividades para refinar los sentidos preparan indirectamente al niño para su posterior aprendizaje “académico”.

6. Pon a su alcance, en todos los sitios que puedas, materiales, instrumentos y herramientas que él pueda utilizar.
Baldas bajas, bandejas, carritos… permitirán a tu hijo tener los materiales y herramientas a su alcance, y que así él elija sus propias actividades según sus intereses y necesidades, y que las repita tantas veces como desee.

7. No interrumpas su ciclo de trabajo. Deja que tu hijo desarrolle una habilidad creciente para concentrarse.
En lugar de actuar en base a la competición, los premios, los castigos… tu hijo desarrollará un sentido de satisfacción por el trabajo bien hecho.

8. Haz el entorno de tu hijo tan ordenado y atractivo como sea posible.
Un entorno ordenado ayuda al niño a desarrollar un orden mental y, por tanto, a desarrollar su inteligencia.

montessori

 

9. Muestra a tu hijo cómo hacer una actividad, pero sin hacerla por él. Toda ayuda innecesaria es un obstáculo para su aprendizaje.

Demostrar cómo hacer algo es necesario muchas veces, ya que los niños pueden no saber automáticamente cómo hacerlo o cómo comportarse. Esto no significa que tratemos de hacer las cosas por ellos, ni que les tengamos que ayudar. Se trata de una primera demostración, para a continuación dejarles hacer de forma independiente.

10. Cuando le ofrezcas una actividad, revisa si tiene alguna cualidad aislada  y si hay posibilidad de feedback inmediato en la propia actividad.

Por ejemplo, si estamos introduciendo los colores, ayuda si en las actividades varían los colores pero no otras cualidades – como por ejemplo las formas – , y si hay posibilidad de que los niños controlen los errores porque la propia actividad incorpora formas de feedback, sin necesidad de intervención de un adulto o tercero.

Siguiendo estos 10 sencillos principios Montessori ayudaréis a vuestros hijos a desarrollar de forma natural muchas habilidades y patrones positivos que les ofrecerán unos pilares sólidos para la vida -como por ejemplo, la independencia y autoconfianza.

 

¿Os gusta a vosotros la pedagogía / forma de vida Montessori? ¿Os parecen útiles estas ideas?

¡Un besazo y feliz día!

Publicaciones Anteriores Siguiente Post

También Podría Gustarte

6 Comentarios

  • Responder Noelia Golosi Enero 18, 2016 en 11:22 pm

    Precisamente este sábado se presenta aquí la Asociación Montessori Castellón. No conozco mucho sobre esta pedagogía y, aunque es una pena, no podré ir el sábado a conocer algo más, pero lo tengo pendiente, porque creo que hay ciertas cosas que seguro me gustan.
    Un beso.

  • Responder Marta Enero 19, 2016 en 9:11 am

    Muy interesante! La verdad es que sin ser una experta ni gran defensora de Montesori, en casa hemos decidido darle alas a nuestra niña de casi dos años y nos ha sorprendido muchisimo lo encantada que esta de hacer cosas con autonomia.
    Aun nos queda mucho camino por hacer pero pasito a pasito me ire desquitando de ese “jugar con ella” que en realidad era un “molestarla en su proceso y desconcentrarla” que tantas veces he hecho!
    Gracias por el post!

  • Responder una princesa guisante Enero 19, 2016 en 6:43 pm

    “Ayúdame a hacerlo sin tu ayuda” 😉

  • Responder Irene MoRe Enero 20, 2016 en 9:02 am

    No sigo ningún método a rajatabla, pero sí que es cierto que tengo algunas ideas: libros a su altura, mueble de juguetes a su altura, fomentar su individualidad, enseñar cómo se hace algo pero no hacérselo, ….

  • Responder Un mini despacho en el salón - Más alla del rosa o azul Abril 1, 2016 en 1:45 pm

    […] más ganas que nunca de ir recuperando espacios y poner un poco más de orden. Como os comentaba en este post un entorno ordenado ayuda al niño a desarrollar un orden mental y, por tanto, a desarrollar su […]

  • Responder Para la bañera: Juguetes y organizadores - Más alla del rosa o azul Febrero 13, 2017 en 11:46 am

    […] y, como sabéis, creo que es importante para los peques el tener los juguetes a su alcance pero ordenados. También me han hablado maravillas de este otro de […]

  • Deja un comentario