Aprende, Viaja, y más

Carta a una mamá primeriza

Querida mamá primeriza/ mamá reciente:
Cuando tienes un bebé te dicen “disfruta de cada momento porque pasa en un instante”. Lo segundo es muy cierto, el tiempo vuela. Por eso, seguro que antes de que te des cuenta estarás en una fase similar a la que estoy yo ya con mi benjamín; con su lengua de trapo, sus monerías… pero también sus rabietas y afirmaciones de personalidad 🙂 Lo primero, lo de que disfrutes de cada segundo, es un absoluto sin sentido. Porque cuando se acumula sueño, cuando tu bebé quiere estar en brazos pero tú anhelas unos pocos minutos para ducharte o tomarte un café caliente, no se puede disfrutar de cada instante. No te sientas mal por no estar disfrutando de cada segundo, porque yo diría que no hay madre que lo haga. Esa frase hecha es un cliché, y solo las fotos de las revistas son capaces de transmitir esa idea. No creo que encuentres a una sola mamá, por mucho que adore a sus hijos y piense que son lo mejor de su vida -como yo misma lo pienso, y seguro que tú también-, que consiga disfrutar de todo instante de la maternidad. Después de 4 años como madre y dos pequeñines, lo que yo tengo cada vez más claro es que, para poder disfrutar al máximo de todos los instantes posibles con nuestros peques, es importante dejar de pensar que el resto de familias son más felices o perfectas que la nuestra, y que los demás niños duermen, comen, o hacen lo que sea mejor que los nuestros. Nos dan consejos por todas partes, escuchamos “todavía no…”, “aún le…” por activa y por pasiva. Pero, en el fondo, nadie disfruta de cada instante y todas las familias tienen sus propias circunstancias; todas tienen grandes momentos de felicidad y grandes momentos de sueño, estrés o sentimiento de “ayudaaaa”. Si me sentara junto a ti y me preguntaras por mi opinión, te diría:
Disfruta lo que puedas, pide ayuda o apoyo para lo que no puedas disfrutar, e intenta recordarte siempre que lo mejor eres tú y que el tiempo vuela, por lo que pronto echarás muchas cosas de menos que ahora estás deseando que pasen. Sí, puede sonar a surrealista pero ahora que mis peques duermen más o menos del tirón, el otro día en mitad de la noche sentí la necesidad de despertarme, ir a su cuarto, y sentarme junto a ellos para acariciarles un rato y observarles durmiendo. Por un instante deseé que se despertaran, para poder cogerles en brazos y acunarles un rato y que se durmieran conmigo. Yo, que tanto tiempo he anhelado tener una noche durmiendo del tirón, y ahora estaba ahí pensando en si se podrían despertar un instante.
No intentes disfrutar de cada instante porque es imposible, pero intenta disfrutar de todo lo que puedas sin preocuparte del qué dirán o cómo son otros, las apariencias engañan mucho. Y para los instantes en los que no puedas disfrutar, seguro que hay mucha gente deseando apoyarte, y no por pedir apoyo o un rato de descanso, eres peor madre o quieres menos a tu bebé. Lo mejor para tus hijos eres tú, y siempre lo serás, al margen de que no disfrutes de cada instante o sí, al margen de que otros parezcan más felices o su maternidad parezca más fácil.

Casi todos los mediodías, al pasar hacia casa con mi benjamín, te suelo ver sentada en un banco con tu bebé pequeñito. Si tuviera que adivinar, diría que tiene cerca del mes y medio, y no es de los que duerme del tirón. Suelo tener la impresión de que me miras cuando pasamos, y tu cara me suele dar la sensación de querer decir “cuándo llegaré yo a esa fase en la que no tengo que estar con la teta fuera todo el tiempo, estar algo más descansada o disfrutar más de la maternidad…
Varias veces me han dado ganas de sentarme junto a ti un momento y charlar. Pero no sé si es lo que te apetece en ese instante, y a mi no me gusta invadir la vida de los demás. Por eso, nunca me he atrevido a hacerlo. Hoy me he animado a escribirte por aquí. A ti, y de paso a cualquier otra mamá primeriza o recién estrenada, a quien le pueda gustar leer esto. A ver si algún día me siento junto a ti, o mejor, si pronto te veo y tu cara me transmite esa paz que toda mamá merece sentir, sin presiones de terceros ni de estereotipos sociales.

Si conocéis alguna otra mamá, como la que yo veo en el banco muchos días, a las que creáis que estas palabras les puedan inspirar, sentiros libres de compartirlas.

*Este texto lo publiqué el otro día en mi pagina de Facebook pero una mamá me ha pedido si lo podía poner en el blog para compartirlo con algunas mamás amigas que no tienen Facebook, así que aquí lo dejo.

¡Un besazo y feliz día!

Publicaciones Anteriores Siguiente Post

También Podría Gustarte

5 Comentarios

  • Responder Noelia Mayo 12, 2016 en 9:57 am

    Que razón tienes en todo lo que escribes, así me encontré yo en mi maternidad!!!

  • Responder Babe Mayo 12, 2016 en 8:00 pm

    Gracias…

  • Responder timewitharrate Mayo 18, 2016 en 8:08 pm

    cuánta razón!

  • Responder La maternidad no es fácil. Pero sí maravillosa. - Más alla del rosa o azul Septiembre 12, 2016 en 7:09 pm

    […] Esta carta es para las mamás primerizas o mamás recientes a las que les apetezca leerla –> Leer más […]

  • Responder Lily Vila Octubre 17, 2017 en 5:29 am

    Me fascino tu carta para una mamá primeriza!!!
    Creí que era una rara, porque es muy cierto que nl disfruto del todo ser mamá, entre la casa y el trabajo.. soy un manojo fe estres sin paciencia alguna.
    Te leo y me sentí tan identifcada que solo puedo decirte. GRACIAS
    Me siento más aliviada saber que no soy la única rara.
    Besos
    Un gusto leerte
    Lily

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.