Aprende, y más

Mamá siempre trabaja: modo ON

*Por si me vais a preguntar, la taza molona de la foto de arriba es de Tutete y la podéis encontrar aquí: http://bit.ly/2dbaAzO

Antes de ser madre, trabajé en una multinacional durante largas jornadas de trabajo, hice un doctorado, etc. Así que, tenía una idea preconcebida en la cabeza bien clara: ‘ser madre no puede ser tanto trabajo, con todo lo que yo ya he hecho’. Y resulta que cuando eres madre… te comes tus palabras. ¿Por qué? Porque mamá siempre trabaja: el modo ON no se apaga.

Con esto no pretendo decir que ser madre a tiempo completo es más cansado o duro que ser madre y trabajar fuera de casa, o viceversa. Mi reflexión de hoy nada tiene que ver con “comparativas”.

Nos comparamos mucho unas con otras, nos comparan terceros, nos juzgamos y nos juzgan… Pero, lo suyo, creo que es hacer frente común y apoyarnos en todo lo posible.

A menudo, escucho frases como: “¿cómo puede estar cansada si solo está con los niños y no trabaja?”, “qué suerte poder estar en casa todo el día y no tener que trabajar”, etc. Incluso, a veces, somos nosotras mismas las que decimos cosas como: “papá se va a trabajar y mamá se queda contigo”. ¿Mamá se queda a descansar o cómo? Lo sé, son ‘frases hechas’. Pero cuidado, no por ser frases hechas dejan de transmitir mensajes implícitos.

Creo que hablo con cierto conocimiento de causa, porque he vivido muchas circunstancias distintas a lo largo de mi maternidad: he estado en casa con los niños a tiempo completo, sin trabajar fuera (me pedí una excedencia para alargar el permiso de maternidad); compaginé durante un tiempo la maternidad con el trabajo a tiempo parcial fuera de casa, y ahora compagino la maternidad con el trabajo en la universidad. Tuve a los niños todo el tiempo conmigo en casa, pero también hubo un periodo en que iban a la escuela infantil. Y en todas las vertientes de la maternidad he comprobado que mamá siempre trabaja. ¿A qué me refiero? A que las  madres están siempre en modo ON.

 

 

mamá cansada

*El otro día, en una feria de puericultura, me encontré la hamaca que tuvieron mis hijos en versión maxi, y no me pude resistir a probarla. Sí, estaba cansada, y si me llegan a dejar me echo una siestecilla en ella 😀

Imaginad, como profesionales trabajando fuera de casa, las siguientes escenas:

¿Sabes esos días en que tu jefe/a te dice ‘luego paso por tu sitio que tengo algo que hablar contigo’ y acaba la jornada sin que le de tiempo a que habléis, y tú pasas el día en modo ‘on’ y, sin haber hecho nada especial, sientes que estás más cansado que nunca? ¿Os suena esa sensación?

¿Sabes cuando tienes por delante todo un día de reuniones o tareas, pero no puedes ajustar la agenda sino que van a ser otros los que te vayan avisando cuándo te toca entrar a qué reunión, y tú tienes que pasar la mañana pendiente de esos tiempos que no controlas? ¿Acabas cansado solo de estar esperando y a merced de la agenda de otros, no?

¿Te ha pasado dormir mal porque tienes algún tema de trabajo en la cabeza y, pese a dormir las horas de rigor, al despertar amaneces como si no hubieras descansado, y te pesa la cabeza y tienes poca energía? O, peor aún, ¿cuando no duermes las horas de rigor porque en medio de la noche algo te inquieta y te despiertas, y luego te cuesta volver a conciliar el sueño?

Ahora, imagina esas situaciones trasladadas a la vida de una madre. Con unos pequeños “jefes” de metro escaso que dictan su horario gran parte del tiempo, hacen que se despierte a la noche, o que tenga que estar en modo “ON” continuamente. Incluso, cuando esos “jefes” no requieren que esté en modo ON, ella lo está porque la madre naturaleza ha hecho que desarrolle un estado de hipervigilancia.

Así que, si ves a una mamá cansada, o si tu pareja, amiga, conocida… te dice que está cansada, no la juzgues ni la compares contigo o con ninguna otra persona. Independientemente de que trabaje dentro o fuera de casa, tenga más o menos niños, o cuente con más o menos ayuda, su hipervigilancia y su dependencia a horarios y demandas ajenas, es probable que le hagan sentirse cansada, porque está siempre en modo ON.

Ser madre es maravilloso, pero es cansado. Quien no lo crea, que lo pruebe durante 24h y me diga lo contrario. Además, a las madres se les ‘impone’, muchas veces, que disfruten 24/7, cuando la realidad es que hay veces en que no se disfruta ejerciendo de madre.

Dejemos de juzgar o comparar a las madres, en todo caso escuchemos y empaticemos todo lo posible.

¡Un besazo y feliz día!

Publicaciones Anteriores Siguiente Post

También Podría Gustarte

3 Comentarios

  • Responder Teresa Octubre 10, 2016 en 8:16 pm

    Yo,como tú,he pasado por muchas situaciones:trabajo intenso y durante todo el día (y a veces parte de la noche), estar en casa con las niñas, y luego trabajar con reducción de jornada y pasar las tardes con ellas.

    Y,comparando solo conmigo misma y mis propias experiencias, para mí lo que me resulta más cansado es esto último, ya que nunca hay descanso. Paso del estrés del trabajo al cansancio de seguirles el ritmo a las niñas. Solo desde que nos levantamos hasta que llegamos al trabajo, habiéndonos arreglado,levantado,vestido,preparado el desayuno y llevado al cole a dos niñas, es como una maratón diaria, jajaja.

    En mi caso, cuando he estado de baja/ excedencia, estaba más descansada, a pesar de estar todo el día con bebés pequeños. ¡Pero obviamente esto es algo muy personal!

    Sin embargo, aun siendo la opción más cansada, es la que más me llena y considero que es mejor para nosotros como familia, y estoy contenta con ella. Eso hasta que nos toque el euromillón y nos podamos dedicar a aprender cosas, divertirnos y hacer deporte. Jajaja.

  • Responder cosasdeinfantas Octubre 11, 2016 en 9:26 am

    Un post genial Jaione…

  • Responder Maider de Charlando en el Patio Octubre 11, 2016 en 12:09 pm

    Y qué me dices cuando las mamis también nos ponemos enfermas?? Un día no me encontraba bien y notaba en el bus esas arcadas … hasta que no pude más, y una amiga de mi hijo dijo, Jolín! Yo pensaba que las mamas no se ponían enfermas!! Buf!

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.