Aprende, Juega, y más

¿ Deberes sí o no? ¿Extra-escolares sí o no? Esa no es la cuestión

Lleváis tiempo pidiéndome que me postule sobre el famoso debate de ¿deberes sí o no?, ¿extra-escolares sí o no? Es un tema sobre el que mi visión probablemente no es solo la de una madre, sino que también está influencia por mi profesión de docente (aunque no sea profesora a nivel de educación elemental sino de educación universitaria, no dudo en que mi trabajo tiene su efecto sobre mi reflexión). No me gusta generar polémica o entrar en debates porque cada uno tiene su postura y argumentos. Pero hay algo que para mi no se está considerando lo suficiente al hablar sobre estos temas: Deberes sí o no, extra-escolares sí o no,… esa no es la cuestión. Al menos no la cuestión fundamental.

Los colegios, y las aulas en general, están para que los niños aprendan desarrollen competencias, conocimientos y habilidades.

El ritmo de aprendizaje de cada niño varía enormemente, al igual que el apoyo o acompañamiento que cada niño necesita. Tanto según la materia como según el niño en concreto, las facilidades o dificultades de aprendizaje y desarrollo serán variopintas.

Por ello, durante el tiempo que los niños y los estudiantes pasan en el aula, puede que algunos adquieran rápida y fácilmente determinados conocimientos o competencias, mientras que otros niños necesiten más tiempo.

¿Son los deberes el origen del problema o el problema en sí, o más bien una consecuencia de un problema más de fondo?

 

Si los niños tienen un acompañamiento personalizado e individualizado en las aulas, creo que los profesores tienen la capacidad de optimizar al máximo el tiempo en el colegio y así minimizar deberes fuera del aula. Es decir, lograr el objetivo de asignar solo trabajo fuera del colegio a los alumnos que por razones específicas necesiten un apoyo extra fuera del horario lectivo. Ahora…

… con el número de estudiantes por profesor que se impone en el sistema educativo español, y con los ratios alumno-profesor que hay en este país, ¿es posible un acompañamiento personalizado e individualizado? ¿es viable con tantos niños por profesor, optimizar al máximo el tiempo en el colegio para que cada niño desarrolle, según sus necesidades y capacidades, de la forma más fácil y adecuada posible, las competencias y conocimientos que se exigen en los programas educativos?

Ahí radica, en mi opinión, uno de los problemas de base. Los deberes no son la causa del problema en sí, sino una consecuencia del terrible ratio profesor-alumnos que tienen la mayoría de los colegios. Si no se puede hacer un seguimiento personalizado e individualizado, difícilmente podemos conocer las necesidades particulares de cada alumno y asignar solo trabajo fuera del colegio a los alumnos que por razones específicas necesiten un apoyo extra.

Pero el ratio profesor-alumno no es el único problema de fondo, en mi opinión. Otra de las cuestiones que deberíamos replantearnos en este país es…

El horario de los colegios

El problema no siempre son los deberes en sí, sino el hecho de que si a la jornada maratoniana de colegio se le suma un rato de deberes después, llega la hora de cenar o de tomar baño y los niños apenas han tenido tiempo de ser niños.

Jugando, aburriéndose, estando al aire libre… los niños aprenden tanto o más que de los libros, la ciencia lo demuestra.

¿Están los horarios escolares pensados para los niños o para las largas horas de oficina o de trabajo de sus padres? ¿Necesitan los niños pasar tantas horas en el colegio para desarrollar los conocimientos y habilidades señaladas en los programas educativos?

¿extra-escolares sí o no?

De nuevo, esta pregunta hila con lo anteriormente comentado y creo que el planteamiento no es tanto si las extra-escolares son buenas o malas. Las actividades extra-escolares pueden ser beneficiosas para los niños y que estos las disfruten muchísimo. Mi hija hace baile y senshido y le encantan. No veo problema alguno en que tenga “clases” fuera del horario escolar. El problema no son las extra-escolares, como pueden no serlo los deberes.

El problema es ¿cuánto tiempo libre les queda a los niños si tienen una jornada maratoniano de colegio y después continúan con actividades regladas? ¿hacen las extra-escolares porque les gustan o les apetece, o se trata de rellenar el horario mientras los padres están trabajando?

Cuestionemonos las bases

Por tanto, creo que lo importante sería reconducir el debate de “deberes sí o no” “extra-escolares sí o no” hacia lo realmente problemático y preocupante: ¿deberíamos cambiar los ratos profesor-alumno? ¿deberíamos presionar porque eso cambie en lugar de presionar por eliminar deberes? ¿podemos presionar para cambiar y racionalizar los horarios de colegio y laborales?

¡Un besazo y feliz día!

(Visited 2.100 times, 1 visits today)
Publicaciones Anteriores Siguiente Post

También Podría Gustarte

4 Comentarios

  • Responder Silvia Enero 11, 2017 en 6:19 pm

    Totalmente de acuerdo, no podría haberlo dicho de otra manera más clara. También creo que si las cosas se hicieran bien en el colegio habría muchas extra-escolares que se podrían evitar, como el inglés.

  • Responder Elisa Enero 11, 2017 en 6:59 pm

    Totalmente de acuerdo Jaione!!! Tu reflexión me parece superior acertada como siempre.
    Yo también soy profe (de secundaria) y la verdad es que las ratios son una locura, en bachillerato tengo tantos alumnos que casi no caben en el aula. Lo mismo pasa en la ESO , donde tienes que atender aún más al alumnado… En cuanto a lo de los horarios, en mi caso tengo suerte por mi trabajo, pero la mayoría no la tienen, y no puede ser que los padres no vean a sus hijos y que estos tengan que estar en diversas clases para rellenar horario 🙁

  • Responder Maria Enero 11, 2017 en 9:00 pm

    Totalmente de acuerdo. Ahora eso sí, creo que el colegio tal y como lo entendemos se ha quedado obsoleto, de una época en la que la mayoría de las mujeres eran amas de casa. El colegio tiene que ser compatible con el trabajo de los padre si o si. Para ello, lo.ideal es reducir la jornada laborla porque los niños tienen que pasar tiempo con sus padres. Pero creo que también hay que cambiar la idea de colegio y que además de las asignaturas se organizaran otras actividades educativas y lúdicas (teatro, manualidades…) sin ser extra escolares para ayudar a la conciliación. Y de las vacaciones ni hablamos…. al final todos los niños apuntados a ‘campamentosi urbanos’. Creo que el colegio debería adaptarse y dejar de ser solo el sitio de los deberes para ser algo formador en todos los sentidos.

  • Responder cincoplatosblog Enero 12, 2017 en 12:06 pm

    Soy mamá de dos pequeños en edad de guardería y parvulario y residimos en Alemania. Aquí los horarios de los colegios a partir de primaria no tienen nada que ver. A las 11:45 y a las 12:45 para casa. Si se hacen extra-escolares se hacen en el colegio hasta las 15:00. Esta suele ser una buena opción para que los padres que trabajan puedan recoger a los niñ@s. También os digo que hace difícil que las mujeres se reincorporen al trabajo después de la maternidad. Yo me he pasado toda la vida yendo al colegio de 09:00 a 17:00, clases de ballet y llegando a casa sobre las 20:00. Os podéis imaginar las ganas que me quedaban de ponerme a hacer deberes después de cenar. Realmente debe cambiar el modelo educativo para poder dar un respiro a nuestros hijos y permitirles vivir acorde a la edad que tienen.

  • Deja un comentario