Aprende, Juega, y más

No tengo tiempo: ¿Se tiene o se busca?

No tengo tiempo“. Una frase que repetimos constantemente. Pero estas navidades me llegó un regalo que me dio qué pensar. ¿El tiempo se tiene o se busca?. Recibí una cajita de Ikea, que contenía el bote que veis arriba y el siguiente mensaje: “puede que aquí veas un bote vacío, pero si te fijas bien verás que contiene el mejor regalo: tiempo con los que más quieres.”

Yo también soy de las que está metida en mil cosas, como supongo que la mayoría de vosotros. Compagino la maternidad con mi trabajo en la universidad, con mi aventura emprendedora en Marketing Expresso, y con este blog y sus redes sociales, entre otras cosas. Pero cuando tuve ese bote de Ikea entre mis manos, me acordé de los “ladrones de tiempo”. No tengo tiempo para ducharme relajadamente o para tirarme un rato en el sofá. ¿Pero podría tener más ratos para jugar con mis hijos? ¿Podría disfrutar de más momentos juntos? ¿No tengo horas o más bien no las busco como debiera?

 

 ¿El tiempo se puede buscar?

Puede que la mayoría no tengamos muchos ratos libres. Pero sí creo que todos podemos tener un bote vacío contenga el mejor regalo: minutos con los que más quieres. Es cuestión de limitar los ladrones de tiempo dejando más de lado presiones sociales, estereotipos o conexiones 2.0.

El móvil y el 2.0. son grandes ladrones de tiempo aunque nos encanten las redes sociales y estar online.

 

 

Por ejemplo, en mi caso, disfruto mucho compartiendo con todos vosotros pero tengo claro que todo tiene su justa medida. Hay quien me dice “eres famosa gracias al blog, ¿por qué no le dedicas más tiempo y vives de ello?”. No creo que sea famosa, ni mucho menos. Pero, aunque lo fuera, no podría hacerlo porque creo que estar siempre pendiente de redes y blog nos hace no tener tiempo para lo realmente importante. Me escribís muchos mensajes, emails, etc. y trato de ir contestando a todos los que puedo. Los leo siempre y me hacen mucha ilusión. Sin embargo, sé que solo llego a responder una pequeña fracción de todos los que me llegan. Os pido disculpas, como siempre os digo. Pero la realidad es que, si quisiera contestar a todos, tendría que dedicar horas y horas a ello. Horas que robaría a mi familia y a momentos juntos.

Igualmente, los compromisos sociales creo que pueden convertirse en otro ‘ladrón de tiempo’ traicionero. Somos una cultura muy social. Creo que es algo bueno ser así pero siempre que sea en su justa medida. ¿Desde cuándo hay que decir que sí a compromisos sociales porque si no te toman por anti-social? Ya que el tiempo es escaso, ¿no deberíamos dar libertad a la gente para elegir cuáles son sus prioridades y cómo reparten su tiempo?

Mi bote del tiempo

Yo, de momento, tengo el bote de Ikea en el salón, bien visible. Así, cada día lo observo y me recuerdo que está en mis manos aprovechar ese tiempo que contiene.

 

Ya sé que, a veces, todo esto resulta más fácil decirlo que hacerlo. La sensación de no llegar a todo y vivir a la carrera nos invade a muchos. Sin embargo, al final, siempre parece que los días son largos pero los años son cortos. Por ello, más vale tomarse con humor el ir con la lengua fuera y seguir buscando el tiempo para lo que de verdad importa, ¿no?

 

¿Qué pensáis, se tiene o se busca? ¿Os gusta la idea del bote? ¿creéis que a veces lo perdemos sin darnos cuenta de lo realmente importante?

 

¡Un besazo y feliz día!

(Visited 1.145 times, 1 visits today)
Publicaciones Anteriores Siguiente Post

También Podría Gustarte

3 Comentarios

  • Responder Lara Loggia Enero 24, 2017 en 12:04 pm

    Hola Jaione! Hace un tiempo que te leo y sigo y, esta es la primera vez que me “lanzo” a comentar 😉
    El tiempo se busca y hasta se pelea, diría yo. Soy mamá de una niña de 4 y un niño de 2, y durante un tiempo me di cuenta que iba acelerada para ganar tiempo para estar con ellos. Y me molestaba cuando me interrumpían. De repente hice “click” y me di cuenta que en lugar de apartarles, podía integrarles en cosas sencillas como preparar la cena. Es verdad que es más lento, más engorroso, que se ensucia el suelo, que luego hay que limpiar más… Pero hemos pasado un rato los 3 juntos que es lo que ellos reclamaban, nos hemos reído y al final se ha convertido en un ritual de las tardes.
    También trato de ser respetuosa con el tiempo que estamos juntos y evitar el móvil por ejemplo. Y de la misma forma les pido que respeten esos 10min que necesito para contestar un email o un llamada de trabajo urgente. Es decir estar 100% en el momento presente, sin distracciones. (Aunque en esto todavía tenemos un área de mejora :-)) Bss!

  • Responder nuevemesesyundiadespues Enero 24, 2017 en 12:57 pm

    Yo tengo clarísimo que el tiempo se busca. Ahora bien que, el que algo quiere, algo le cuesta. Es decir, a veces hay que “sacrificar” otras cosas u horas de sueño… Otro punto es la organización. Tener claro lo que hay que hacer y cuándo hacerlo procurando no procrastinar. Desde luego que el móvil es un ladrón brutal pero nosotros nos dejamos jajaja. Yo me doy cuenta de que cuando hago algo sin móvil no tardo naaaada. Ahora, como me pare a mirar no sé qué o a contestar a no sé quién… estoy perdida

  • Responder UrbanandMom Enero 25, 2017 en 10:00 am

    Creo que es una combinación de ambas cosas. Es necesario tener tiempo para poder disfrutar, pero también hay que buscar esos momentos que nos hacen felices.

  • Deja un comentario