criticas-maternidad-famosas
Aprende, y más

Ni felicitaciones, ni críticas. Soy IGUAL.

Olvidémonos de felicitaciones. Olvidémonos también de críticas. Somos iguales y buscamos lo mismo.

No soy mejor por ser mujer, tampoco soy peor.

No me merezco cobrar más por ser mujer, tampoco me merezco cobrar menos.

No soy más valiente por ser mujer, tampoco soy menos valiente.

No soy más trabajadora por ser mujer, tampoco lo soy menos.

No me merezco trabajar menos por ser mujer, tampoco merezco trabajar más.

No soy más profesional por ser mujer, tampoco lo soy menos.

No me corresponden menos tareas de casa por ser mujer, tampoco me corresponden más.

Si no soy más por ser mujer… Tampoco soy menos.
Si no me corresponde más por ser mujer… Tampoco me corresponde menos.
Soy IGUAL
Trátame como tal.
Me corresponde LO MISMO

criticar-malas-madres

No quiero que me felicites.
No quiero que un día felicites a mi hija si logra un puesto de alta dirección donde tradicionalmente hay hombres, si juega al fútbol, si cobra un sueldo igual o superior al de un hombre…
No quiero que un día felicites  a mi hijo si concilia su vida profesional con la familiar, si trata a las mujeres en igualdad o si decide prolongar la baja por paternidad y cogerse una excedencia para cuidar de sus hijos.
No quiero que me felicites, quiero que si eres padre/madre, eduques a tus hijos en el valor de la igualdad.
No quiero que me felicites, quiero que si eres directivo, líder de equipo, empresario… gestiones y remuneres a tu equipo de hombres y mujeres de forma equitativa sin hacer distinciones de género.
No quiero que me felicites, quiero que si eres político, tienes poder… tomes medidas y ejecutes acciones para crear una sociedad que realmente sea igual en derechos y obligaciones para hombres mujeres.
No quiero que me felicites, quiero que reivindiques y vivas HOY Y CADA DÍA la IGUALDAD.

Si no soy más por ser mujer…
Tampoco soy menos.
Si no me corresponde más por ser mujer…
Tampoco me corresponde menos.
Soy IGUAL.
Trátame como tal.
Me corresponde LO MISMO.

Olvidémonos también de críticas

El texto de arriba lo publiqué ya el año pasado, en un día como hoy (#8demarzo). Tristemente, hoy sigue tan en boga, o más, que entonces. Queda mucho por lograr la igualdad de hombres y mujeres. Sin embargo hoy, al tiempo que veo las reivindicaciones de tantas mujeres y madres por la igualdad y los derechos de las mujeres, también leía las críticas a Soraya. Algo que me daba qué pensar. ¿Y la igualdad entre las madres? ¿No deberíamos luchar por esa igualdad de derechos también?

¿Acaso unas madres y otras no nacen también libres e iguales en dignidad y derechos y, dotadas como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros?

Me cuesta creer que, al tiempo que luchamos por la igualdad entre hombres y mujeres, nos sigamos atacando y echemos por tierra la lucha por la igualdad entre unas madres y otras.

No soy mejor madre por dar pecho o estar todo el día pegada a mi bebé, tampoco soy peor.

No me merezco ser halagada por dar biberón, tampoco me merezco ser criticada.

No soy más valiente por dar a luz sin epidural o por portear, tampoco soy menos valiente por no hacerlo.

No soy más trabajadora por ser madre y ama de casa a tiempo completo (en lugar de trabajar fuera de casa), tampoco lo soy menos.

No me merezco trabajar más por ser madre, tampoco merezco que nadie me critique si trabajo menos.

No soy menos profesional por ser madre, tampoco merezco ser criticada por perseguir una carrera profesional al tiempo que soy madre.

No me corresponden más críticas porque tu visión de la maternidad o de la crianza no coincida con la mía, tampoco te corresponden más a ti por verlo a tu manera.

No soy más por ser la madre que soy…
Tampoco soy menos.
No me corresponden más críticas por ser la madre que soy…
Tampoco me corresponden menos.
Somos IGUALES y DIFERENTES.
Tratémonos como tales.
Nos corresponde LO MISMO: RESPETO Y LIBERTAD.

 

maternidad-críticas

¡Un besazo y feliz día!

Publicaciones Anteriores Siguiente Post

También Podría Gustarte

Sin Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.